SUSCRÍBETE
Turismo

Top 4 destinos en Venecia históricos y encantadores. Va a amar el 3ro

Italia es uno de los países más culturales, exóticos y asombroso que podemos observar en Europa. Pero entre tanto glamour y riqueza existe una preciosa historia, tradiciones y artes.

Venecia destaca y, a pesar de que no sea tan afamada como Milán o Roma, tiene mucho que contar y lucir.

Por tal motivo queremos enlistar 4 destinos impresionantes en la ciudad. ¡Si quiere conocer más al respecto, siga leyendo!

A continuación se nombrarán y detallarán los edificios que no puede obviar en un viaje a Venecia:

1.      Campanille

En caso de que desee contemplar una de las mejores vistas de Venecia, no se puede perder el campanario más alto de la ciudad. Los expertos aseguran que tiene hasta 100 metros de altura.

Después del legendario Vuelo del Ángel, un evento de equilibrio en el cual un equilibrista pasó cruzando desde el Campanille hasta el Palacio Ducal, ganó más fama.

El faro de la ciudad de antaño alberga hasta cinco campanas en la parte superior, cada una de ellas señala o alerta un hecho concreto:

  • Malefico: solo anunciaba las ejecuciones. Fue la más pequeña de las cinco.
  • Nona: alerta a todos en la ciudad que es mediodía.
  • Trottiera: anunciaba las asambleas del Consejo Mayor.
  • Mezza Terza: alertaba las reuniones del Senado.
  • Marangona: es la que poseía mayor longitud, y era la encargada de notificar tanto el comienzo como el final de la jordana laboral.

Se encuentra en la plaza de San Marcos, abierto todos los días entresemana desde las 10 de la mañana hasta las 6 de la tarde, por regla general.

Existen días, e incluso semanas, donde el horario varía, puede consultarlo con los nativos y guías turísticos del área.

Los precios varían considerablemente:

  • Más de 18 años con privilegio: 13 euros.
  • Más de 18 años sin privilegio: ocho euros.
  • Entre 6-17 años: nueve euros.
  • Menos de 5 años: gratuito.
  • Estudiantes: cuatro euros.

2.      Basílica de San Marcos

Es un templo con planta de cruz griega, acompañado por cincos cúpulas con un diseño bizantino.

Se concibió como la basílica privada del Dogo, donde se encuentra la tumba del evangelista San Marcos.

Su interior se extiende a más de 7.800 metros cuadrados de mosaicos donde se relata la vida de este evangelista, además de distintos episodios de la Biblia que lo dejarán hechizado durante minutos.

Obviando la atracción principal, también se debe destacar:

  • La Pala d’oro: una obra de orfebrería bizantina empleada como almacenamiento para las reliquias del santo.
  • La fachada sureste: se distingue el grupo escultórico de Los Tetrarcas, elaborado por un diseño singular.

En un principio, la basílica original estaba destinada para otras actividades. Sin embargo, tras el saqueo al cuerpo de San Marcos por mercaderes en Egipto, decidieron que era el lugar más seguro para custodiar sus restos.

Muchos de los tesoros que se adquirían en las cruzadas fueron almacenándose en este lugar, dándole una imagen singular a diferencia de las estructuras vecinas.

El ‘tesoro de basílica’ se puede visitar, aunque un fragmento es observable en la parte superior de la fachada donde están las copias en bronce de uno de los botines de guerra.

A pesar que la entrada a la Basílica es gratuita, cabe destacar que:

  • Visitar el museo tiene un costo de 5 euros
  • Visitar los tesoros de 3 euros, y
  • Visitar la pala de oro de 2 euros.

Abren todos los días de la semana, distribuyéndose en dos horarios:

  • Lunes a sábado: desde las 9.30 de la mañana hasta las 5 de la tarde.
  • Domingo: desde las 2 de la tarde hasta las 4 de la tarde. Los veranos, sin embargo, cierran a las 5 de la tarde.

3.      Iglesia de la Salute

Baldassare Longhena, el galardonado arquitecto veneciano, fue encargado de dirigir la construcción de esta obra. No es de extrañar que se convirtiera en uno de los monumentos más populares de la historia nacional.

Comenzó su elaboración a finales de 1631 con el propósito de celebrar la peste en la región del Véneto, que se llevó casi la mitad de la población de la región del Véneto. Poco más de 60.000 personas.

En su interior se distingue un salón central rodeado por columnas y una sacristía con obras de Tiziano como:

  • Caín y Abel, o
  • Las bodas de Canaá de Tintoretto.

Es visible en la mayoría del territorio de Venecia, puesto que está dotada con una gran cúpula. Forma parte –dicho sea– de la imagen que toman los visitantes junto a la Plaza de San Marcos.

4.      Teatro La Fenice

Es el teatro lírico de Venecia, un lugar muy frecuentado por la clase alta, por excelencia.

Tuvo su debut al final de la década de 1780, sin embargo, tras varios incidentes quedó en cenizas. A finales del siglo XX fue reconstruida en su totalidad.

La Fenice ganó fama a nivel internacional, ya que produjo el estreno de las mejores óperas que se han escrito en la historia, entre ellas destacan las siguientes:

  • La Traviata de Verdi
  • Tancredo de Rossini, y
  • Monstescos de Bellini.

Cada año, cuando llega carnaval, el teatro da un giro espectacular, fomentando el compartir con el prójimo, la amistad y diversión.

El precio de entrada entero es de 10 euros, mientras que el reducido es de siete. (Lo único que les diferencia son los lujos y beneficios dentro de la instalación.)

Los niños menores de 7 años tienen la entrada gratuita. Pero si va con su familia, no olvide lo siguiente:

  • Familia de 1 hijo: 23 euros.
  • Familia de 2 hijos: 26 euros.
  • Familia de 3 hijos: 29 euros.

Cuando pague el acceso se le facilitará su audio-guía en español, italiano o inglés. También está disponible en otros idiomas, pero estos son los más populares.

El horario varía en función a los días. Las fechas en que no abren son:

  • 24 de diciembre en la tarde
  • 25 de diciembre
  • 31 de diciembre en la tarde
  • 1 de enero, y
  • 1 de mayo.

Se aconseja consultar el horario antes de aventurarse.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba