Turismo

Viajes a Rumania

En la región sureste de Europa Central se encuentra un país que atesora una gran cantidad de sitios interesantes capaces de generar en los habitantes de todas partes del mundo el deseo de conocer el territorio: Rumania.

Además de tener una pequeña porción de costa sobre el mar Negro, esta nación que encuentra su capital en Bucarest comparte fronteras con Ucrania, Moldavia, Hungría, Serbia y Bulgaria.

Una gran riqueza cultural, lugares de importancia histórica, edificaciones de perfil religioso (muchas de ellas consideradas por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad), una gastronomía diversa resultante de la combinación entre la cocina balcánica con la alemana, la serbia y la húngara, paisajes de múltiples particularidades y el monumento nacional situado en Transilvania que no sólo genera interés por su antigüedad sino por la fama que adquirió a partir de la novela “Drácula” son sólo algunas de las claves que hacen de Rumania, que en 2007 tuvo el privilegio de destacarse a nivel mundial gracias a que la ciudad de Sibiu fue elegida Capital Cultural de Europa, un destino imperdible y entretenido para casi todos los amantes de los viajes.

Bandera, mapa y datos generales

Bandera, mapa y datos generales
Bandera, mapa y datos generales

Nombre Oficial: Rumania Capital: Bucarest Superficie: 238.391 Km2 Población Total: 22.303.522 habitantes Ciudad con mayor cantidad de habitantes: Bucarest Densidad de Población: 93 hab./Km2 Idioma Oficial: Rumano Tipo de Gobierno: República Semipresidencialista PIB: US$ 157.647 millones Moneda: Leu Prefijo telefónico: +40 Teléfonos Útiles:Policía: 955Bomberos: 981Urgencias médicas: 961

Clima

Rumania es un país centroeuropeo que tiene un clima templado y continental que varía de acuerdo con las características de cada una de las regiones que forman parte de su superficie.

A diferencia del área cercana a la costa del mar Negro, el interior de la nación suele ser más lluvioso. Ante esa realidad, si se quiere disfrutar por completo de un viaje por todos los rincones del territorio, lo más aconsejable es llegar hasta allí entre abril y mayo.

En cuanto a las temperaturas, puede decirse que, en verano, el termómetro llega con frecuencia hasta los 25 grados centígrados, mientras que la prolongada y seca temporada invernal lo hace descender hasta los 4 o 5 grados centígrados bajo cero.

Principales ciudades

Bucarest

Bucarest
Bucarest

La ciudad más grande de Rumania es Bucarest, una metrópoli que, además de ser el centro industrial, cultural, económico y comercial de la superficie rumana, es la capital de la nación.

Esta desarrollada urbe situada a orillas del río Dambovita no sólo es próspera a nivel financiero, sino también en materia educativa y de transporte, ya que cuenta con una gran variedad de instituciones académicas y uno de los sistemas de transporte más grandes de Europa. En este sentido, cabe destacar que, además de contar con dos aeropuertos y trenes ligeros, la ciudad resulta beneficiada por el metro, el tranvía, los autobuses y los trolebuses.

Por tener una gran cantidad de atractivos, ningún viajero debería dejar de visitar Bucarest, una ciudad que posee todo lo necesario para convertir a una simple travesía en una experiencia inolvidable. Si la idea es conocer sitios antiguos que permitan descubrir el pasado de la nación, por ejemplo, se puede visitar el Museo de Historia Nacional o recorrer el Cementerio de Bellu (inaugurado en 1858).

Los parques Herastrau (donde se encuentra el Museo Etnográfico Satului) y Tineretului, por su parte, constituyen paseos obligados para los amantes de la naturaleza, así como los apasionados por los deportes encontrarán atractiva la idea de llegar hasta los estadios Giulesti y Lia Manoliu.

Numerosos lagos, monumentos como el Arco del Triunfo, el City Hall o el Palacio Cretulezcu, restaurantes y diversas joyas arquitectónicas completan la oferta de la capital rumana.

Brasov

Brasov
Brasov

Al sureste de la región histórica de Transilvania, a unos 166 kilómetros de distancia de Bucarest, se encuentra Brasov, una antigua metrópoli que se caracteriza tanto por ser el municipio más grande del distrito homónimo como así también por su importancia histórica, trascendencia que se vuelve evidente al saber que la zona es considerada una “Ciudad-Mártir” por la participación que tuvieron sus pobladores en la Revolución Rumana de 1989.

La Iglesia Negra, la Iglesia de San Nicolás, la Catedral Ortodoxa, el Castillo de Bran que aún se conserva en sus cercanías, el Museo Prima Scoala Romaneasca y los balnearios del mar Negro son sólo algunos de los sitios que embellecen y realzan la importancia de esta ciudad rumana que posee los encantos necesarios como para seducir a todo tipo de turistas.

Si la idea es descubrir la riqueza de Brasov durante el invierno, es conveniente llegar hasta allí entre diciembre y febrero. Si se prefieren condiciones más templadas y agradables, en cambio, habrá que viajar a la zona entre mayo y septiembre.

Cluj-Napoca

Cluj-Napoca
Cluj-Napoca

Dentro del territorio rumano, una de las ciudades más importantes es Cluj-Napoca, una antigua metrópoli que se sitúa al noroeste de la superficie nacional y supo ser capital histórica de la región de Transilvania.

Como consecuencia de las distintas etnias que se concentran en esta urbe que se encuentra atravesada por el río Somes Pequeño y está rodeada por fábricas especializadas en diferentes productos, Cluj-Napoca posee un perfil multicultural y una evidente diversidad religiosa. Allí, por ejemplo, pueden encontrarse grupos alemanes, húngaros, judíos y gitanos.

El palacio Bánffy, la Iglesia de San Miguel, el Jardín Botánico de Cluj-Napoca (espacio administrado por la Universidad Babes-Bolyai que ocupa cerca de catorce hectáreas), la Estatua a Matías Corvino (imponente monumento inaugurado en 1902 que fue creado por el escultor húngaro János Fadrusz en honor al primer rey húngaro nacido en la ciudad) y la Plaza Mihai Viteazul son sólo algunos de los atractivos que forman parte del entorno de Cluj-Napoca.

Sitios de interés

Sitios de interés
Sitios de interés

Las primeras poblaciones humanas comenzaron a asentarse en el territorio rumano durante el periodo paleolítico. En el siglo V a.C. se inició la colonización griega y después llegaron los romanos. Godos, hunos, ávaros, eslavos, magiares y otómanos fueron otros pueblos que se instalaron en Rumania.

Los turistas que recorran la región Dobrogea podrán apreciar los restos arqueológicos de Histra (o Istra), la primera colonia griega en la costa occidental del mar Negro. Para los amantes de la historia medieval, el lugar indicado es el centro histórico de Sighisoara, declarado Patrimonio de la Humanidad gracias al valor de la ciudadela construida en el siglo XII por los sajones.

Iglesias fortificadas de Transilvania.

Iglesias fortificadas de Transilvania.
Iglesias fortificadas de Transilvania.

En el siglo XIII, los reyes de Hungría enviaron colonos alemanes a la región de Transilvania e iniciaron la tradición de los pueblos sajones en la zona. Para contrarrestar las invasiones y los ataques de los tártaros y los otomanos, los sajones construyeron fortificaciones alrededor de sus iglesias (que constituían el centro de la vida social de estos pueblos).

Las Iglesias fortificadas de Transilvania, inscriptas en el Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en 1993, muestran diversos estilos arquitectónicos (románico, gótico tardío, barroco) que fueron adaptados a las funciones defensivas.

La mayor parte de estos templos se encuentran ubicados en la cumbre de una colina, una situación geográfica que facilitaba la defensa.Biertan y Valea Viilor (en Sibiu), Calnic (Alba), Prejmer y Viscri (Brasov), Darjiu (Harghita) y Saschiz (Mures) son los antiguos pueblos sajones de Transilvania que, con sus iglesias fortificadas, fueron destacados por la UNESCO.

Iglesias de madera de Maramures

Iglesias de madera de Maramures
Iglesias de madera de Maramures

El atractivo de los templos de Transilvania no se limita a las iglesias fortificadas. Otras ocho edificaciones construidas con madera y pertenecientes al condado de Maramures fueron reconocidas por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

Se trata de las Iglesias de madera de Maramures, un grupo de templos ortodoxos con campanarios en el extremo occidental de los edificios. Estas iglesias fueron construidas entre los siglos XVII y XVIII, en reemplazo de otras estructuras más antiguas y como respuesta a la prohibición de levantar iglesias ortodoxas de piedra.

Aún se mantienen de pie más de 40 iglesias de madera en Maramures, aunque las elegidas por la UNESCO representan el mejor exponente cultural de la región. Los municipios de Barsana, Budesti, Desesti, Ieud, Poienile Izei, Târgu-Lapus y Sisesti albergan estos templos que lograron trascender en el tiempo y que constituyen uno de los principales atractivos turísticos de la nación.

Catedral Metropolitana de Timisoara

Catedral Metropolitana de Timisoara
Catedral Metropolitana de Timisoara

Basilio el Grande, Gregorio Nacianceno y Juan Crisóstomo son los patrones de la Catedral Ortodoxa de Timisoara, también conocida como Catedral Metropolitana de Timisoara. Se trata del principal templo de esta ciudad, construido entre 1936 y 1940.

La catedral combina la tradición religiosa de la nación con el estilo bizantino-moldavo. Once campanarios, una torre principal de casi 84 metros de altura, nichos debajo de las cornisas y bóvedas con forma de estrella son algunas de sus principales características.

El patrimonio artístico de la Catedral Metropolitana de Timisoara es muy valioso. El pintor Atanasie Demian fue el responsable de las pinturas interiores y exteriores del templo, que alberga en su sótano una colección de arte eclesiástico antiguo de Banat y una exhibición de íconos religiosos.

Las reliquias del santo protector de los ortodoxos rumanos de Banat, 3.000 libros eclesiásticos y manuscritos con varios siglos de antigüedad también forman parte del patrimonio de esta catedral.

Actividades y atractivos turísticos

Actividades y atractivos turísticos
Actividades y atractivos turísticos

Rumania es uno de los principales países de Europa del Este. Cuenta con extensos terrenos montañosos y de meseta, llanuras al sur y al este, varios ríos de importancia y más de 2.000 lagos.

El río Danubio marca el límite con Bulgaria y se utiliza tanto para el transporte como para la generación de energía. Su delta, compartido con Ucrania, forma parte del Patrimonio de la Humanidad de acuerdo con lo establecido por la UNESCO.

Los turistas que se acerquen al delta del Danubio encontrarán más de 1.200 especies de plantas, 320 especies de aves y 110 especies de peces. Distintos tipos de bosques se encuentran en sus orillas.

En el condado de Constanza, la Cueva de Movile sorprende a sus visitantes con un ecosistema de agua subterránea con altos niveles de dióxido de carbono y sulfuro de hidrógeno, pero que presenta escasez de oxígeno. Casi cincuenta especies habitan en esta cueva situada cerca de la costa del mar Negro.

Bosques

Diversos estudios señalan que poco más del 25% del territorio rumano se encuentra cubierto por bosques. Los bosques templados de frondosas y de coníferas constituyen la ecorregión más frecuente de la nación. El bosque montano de los Cárpatos, por ejemplo, alberga más de un tercio de las especies de flora de Europa y es el hábitat de animales como el lince boreal y el oso pardo. En el sur rumano, el bosque mixto balcánico cuenta con robles, hayas, carpes, abetos y pinos. Otra superficie boscosa de relevancia que atraviesa Rumania es el bosque mixto de Panonia, que se encuentra rodeado por los Cárpatos, los Alpes y los Alpes Dináricos.

Montañas

La principal estructura montañosa del país son los montes Cárpatos, que pueden dividirse en Cárpatos Orientales (con una altitud media de unos 1.250 metros), los Cárpatos Orientales (que incluyen al conjunto montañoso de los montes Apuseni) y los Cárpatos Meridionales. La región de Transilvania, cuna del mítico Conde Drácula, se encuentra rodeada por estas montañas. El pico más alto de Rumania es Moldoveanu, que alcanza una altura de 2.544 metros y que presenta varias rutas de senderismo para su ascenso. Negoiu (2.535 metros), Vistea Mare (2.527) y Lespezi (2.522) son otras montañas rumanas que superan los 2.520 metros de altura.

Playas

El delta del Danubio llega al mar Negro para dar forma a las playas rumanas. La superficie costera del país es estrecha, pero suficiente para albergar playas con distintas características. Constanza es una de las principales ciudades turísticas con salida al mar, ya que presenta un importante puerto y un atractivo casino. Costinesti, por su parte, es una interesante localidad que seduce con su vida nocturna junto al mar, mientras que Eforie Nord es uno de los destinos preferidos por los propios rumanos. Es importante tener en cuenta que las playas de este país no se caracterizan por su limpieza ni por las aguas cristalinas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba