SUSCRÍBETE
Turismo

¿Qué visitar en Florencia?: 9 lugares imperdibles

A pesar de no poseer un territorio demasiado extenso, sus monumentos, edificaciones y plazas son realmente apasionantes. Motivo por el cual tiene mucho valor turístico para la nación.

Si bien existe una amalgama de destinos impresionantes, se enlistaran los 9 que no se puede perder. ¡Siga leyendo para conocer más acerca de esta ciudad!

Es importante destacar que, cuando emplea un avión público, llegará al aeropuerto de Florencia. Se ubica a poco más de 9,5 kilómetros de la capital toscana.

Para trasladarse las alternativas más frecuentes son:

  • Autobús: tendrá que pagar 6 euros totales.
  • Transporte privado: Ideal para familias y viajes en compañía. El precio depende del tipo de transporte, número de personas, prestigio de la empresa, etc.
  • Taxi: siendo la opción más empleada por turistas, gira en torno a 25 euros.

Cabe destacar que –si elige el transporte privado– el conductor lo esperará y llevará a la puerta de su hospedaje por un precio superior a los 50 euros por coche.

A continuación, se enumerarán los destinos más seductores de Florencia:

1.      Cúpula de Brunelleschi en el Duomo

La catedral Duomo Santa María del Fiore de Florencia es un complejo de monumentos entre varios edificios y rincones artificiales de extremada belleza, elaborado en el decenio de 1400.

Desde el principio tuvo su gran cúpula, gracias a Brunelleschi, la cual se convirtió en una de las grandes representaciones arquitectónicas del Renacimiento.

Es una visita imperdible, ya que –desde lo alto de la cúpula– muestra las panorámicas de en sueño de toda la ciudad. No puede perdérsela si es un amante de la arquitectura y geografía italiana.

2.      Puertas del Paraíso

Se encuentra al frente de la fachada del Duomo, mejor conocido como las Puertas del Paraíso del Baptisterio de San Juan.

En la actualidad solo es una réplica, la verdadera sufrió ciertas amenazas que fomentó reemplazarla.

Fue una joya artística elaborada en bronce al cien por ciento –similar a la Estatua de la Libertad– construida en el decenio de 1400 por Ghiberti.

Según la historia, dedicó más de dos décadas en terminarla, invertía tanto sus días como noches en concretarla.

3.      Palazzo Vecchio en la plaza de la Signoria

Es el centro del Gobierno de Florencia y el principal punto de atracción que se alza en la plaza de la Signoria. A día de hoy se destaca como sede del ayuntamiento de la ciudad.

Uno de los placeres más grandes de su visita es el gran Salón del Cinquecento, la sala dedicada a los grandes eventos sociales y políticos. También disfrutará de diversos estilos y obras de arte.

Puede comprender mejor la historia del palacio contratando una visita guidada en sus alrededores. De hecho, existen decenas de empresas turísticas de confianza que brindan sus servicios, solo debe leer opiniones.

Los Cuartos Monumentales, uno de sus atractivos, son salones que no se puede perder –se incluyen en las guías–.

Por otro lado, se aconseja reservar tiempo para hacer una visita guiada a los itinerarios secretos del Palazzo Vecchio.

Es una guía especial que lo llevará por rincones inéditos, no abiertos a cualquier persona. Terminará el recorrido en lo alto de la gran torre.

4.      Ponte Vecchio

Se trata de un ícono de la ciudad, y el destino más visitado por los turistas. La capital toscana tiene bellezas naturales y artificiales, pero Ponte Vecchio supera decenas de éstas combinadas.

Un paseo en esta zona le facilitará viajar en el tiempo. El río Arno, por ejemplo, brinda la sensación de trasladarse a otra época –más específicamente la era medieval–, acompañado por la arquitectura, lugareños y tradiciones.

5.      Mirador de Piazzale Michelangelo

Desde el mirador ubicado en la cima de la colina sur del río Arno, se obtienen las vistas panorámicas más impresionantes de la Florencia.

Es un destino imperdible de la ciudad, desde donde se observan varios de los monumentos y centros turísticos más impresionantes de Florencia.

Puede observar la Plaza Vecchio, catedral Duomo y Ponte Vecchio, tres sitios que no se puede perder en un viaje a la ciudad.

Encontrará centenares de extranjeros intentando ganar un lugar en cada uno de ellos, por lo que se aconseja ir a primera hora de la mañana.

6.      Galería de la Accademia

Ningún turista se debe ir de Florencia sin antes visitar la verdadera escultura del David de Miguel Ángel en el museo Galería de la Accedemia.

Si bien existen distintas copias en otros centros y colecciones de la ciudad, dicha obra está dotada por dimensiones y hermosura de la original. La mantienen lo más intacta posible.

Antes de aventurarse al museo, es necesario comprender cómo evitar las colas. El mejor consejo que se le puede brindar es ir a primera hora de la mañana, cuando la aglomeración es inferior.

7.      Santa Croce

Podrá divisar los sepulcros de numerosos personajes de la historia italiana, tales como Miguel Ángel, Galileo, Maquiavelo o Dante, por nombrar unos pocos.

Por otro lado, se aconseja entrar en la iglesia de la Santa Croce, uno de los rincones más descabellados, emocionantes y sorprendentes de la ciudad. No lo puede obviar en un viaje a Florencia.

8.      Galería Uffizi

Fue galardonada como la mejor pinacoteca del mundo en pintura italiana, a pesar de que es un museo sencillo y fácil de recorrer.

Brinda un valor cultural e histórico inmenso, por este motivo es natural que centenares de personas traten de entrar diariamente.

Para evitar colas lo mejor es visitarlo a primera hora de la mañana, cuando la afluencia es casi nula.

9.      Fachada neogótica del Duomo

Los turistas y nativos estiman que se debe invertir un par de horas en apreciar toda su belleza.

Se culminó en 1887 con la finalidad de sobre poner Italia como uno de los países más avanzados en lo que respecta a la arquitectura.

La fachada neogótica del Duomo es un destino seductor, destacando el hecho de que hechiza a más de un turista cuando la visitan. Tiene una belleza casi quimérica.

Sin embargo, aunque es una obra hermosa, existen monumentos –como la catedral de Siena, en la región de la Toscana– que facilitan aflorar una emoción superior. Aunque no por esto debe perderse el privilegio de admirar la fachada neogótica.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba