SUSCRÍBETE
Turismo

Conoce estos 4 + 1 destinos de Italia imperdibles en verano

Italia es un lugar asombroso, por lo que millones de personas dejan sus ahorros en las islas, pueblos y ciudades más importantes.

Sin embargo, no todo es abundantemente costoso en la nación. También se puede disfrutar de lo mejor a nivel nacional a un precio moderado.

Por tal motivo, vamos a destacar estos cinco lugares italianos imperdibles en verano e ideal para una billetera ajustada.

Los mejores destinos de verano –y económicos– que visitar en Italia son:

1.      Isla de Ponza

Se conocen como las islas Pontinas o Ponza, las cuales se integran por:

  • Ventotene
  • Santo Stefano
  • Gavi
  • Zannone
  • Ponza, y

Para llegar a Ponza –el conglomerado de islas– hay que tomar el ferry o hidroavión. Se consideran las más complicada de recorrer, puesto que solo puede acceder a las calas y alguinas playas por navío.

Se destaca por sus aguas tranquilas y cristalinas, donde gobierna la tranquilidad, motivo por el que Ponza es el sitio idóneo para alejarse de las preocupaciones cotidianas.

En su momento fue habitada por romanos y griegos, así que tiene una abundante historia y podrá apreciar todo tipo de edificaciones de ambas culturas.

Destaca por las innumerables playas rodeadas de una exótica vegetación, rocas blancas y un impresionante paisaje natural.

Le recomendamos explorar Chiaia di luna –luz de luna, en español. Aunque en primer lugar deberá pasar por un túnel romano de casi 175 metros de longitud.

No olvide alquilar un paseo en barco para desembarcar en las calas y playa más impresionantes del Mediterráneo. Entre ellas debemos señalar:

  • Cuevas Azules
  • Grotta degli Smeraldi
  • Grotta di Ponzio Pilato
  • Piscinas Naturales, y
  • Grotta della Maga Circe.

Por su parte, hay ciertas estructuras que no puede obviar en ningún instante, como el Jardín Botánico, el Museo Etnográfico y el puerto borbónico.

Sus artes culinarias son tan peculiares como exquisitas. Los lugareños han dedicado décadas en perfeccionar sus habilidades empleando especias y combinando el sabor de sus ingredientes.

El recurso más consumido es el queso pecorino, mientras que las bebidas más afamadas son el Fieno, Nero D’Avola, Mostaco y Biancolella. Todos son vinos.

2.      Islas de Capri

Las islas más hermosas de la tierra se extienden entre Santorini y Capri, separadas por más de 1,500 kilómetros. En esta extensión se divisa la ruta de las islas:

  • De las islas Pontinas podrá viajar a Nápoles,
  • Luego se le facilitará trasladarse a las islas Capri.

También puede viajar a Capri desde la Costa Amalfitana, ya que la distancia es menor entre ambos puntos.

Por excelencia, se piensa que este complejo de islas es solo para las personas adineradas. Sin embargo, esto es erróneo. Cualquier persona puede disfrutar sus vacaciones en Capri con un presupuesto muy moderado.

Lo esencial es conocer cómo y qué visitar, llevar un registro  riguroso de los gastos y evitar tentaciones, aunque este suele ser el paso más complejo.

El símbolo de Capri son Farallones, tres rocas que emergen del fondo del mar a sus costas. Acompañados por el Monte Solaro son el único lugar en el mundo donde habita el lagarto azul, una especie tan excepcional como icónica.

Trotamundos expertos aseguran que la Gruta Azul es un destino primordial para todo el que busque alejarse de los problemas de la vida cotidiana.

Sus aguas son de azul intenso cuando se refleja la luz en el fondo marino, logrando divisar enormes grupos de peces.

También aconsejan subir al Monte Solaro –a casi 600 metros de altura– donde se divisará las ciudades de Salerno y Nápoles.

Uno de los mayores placeres de visitar Capri es degustar los aperitivos, cafés y charlar con nuevas personas. Además, puesto que es muy popular entre los adinerados, podrá ver a más de un famoso.

3.      La isla de San Pietro & Sant’ Antioco

Son dos de las islas italianas más impresionantes, aunque corresponden al sur de Cerdeña. Se encuentran en la península de Sulcis en el archipiélago Sulcis.

Es una zona contaminada, motivo por el que podrás disfrutar y relajarte en un ambiente salvaje en contacto con la naturaleza.

Sant’ Antioco

La isla fue parte de un volcán, integrada por una costa compuesta por altas paredes blancas de roca, cuevas y playas.

Uno de los aspectos más seductores que ofrece es la posibilidad de realizar pesca submarina o en altamar los 365 días del año. En caso de que vaya a mediados de año, podrá participar en la pesca del legendario atún rojo.

Por otro lado, cabe destacar su biodiversidad. En la isla hay decenas de lagunas donde se divisan garzas, gaviotas y flamencos rosados, por ejemplo.

San Pietro

Es la única isla de Italia habitada por descendientes de tunecinos, motivo por el cual su idioma nativo es el tabarkino.

Carloforte –el pueblo principal– es famoso por sus comidas. Especialmente el atún, que es la dieta básica de los locales.

Se prepara de formas distintas, puesto que es el recurso más abundante, sin embargo, no olvide degustar la pasta carlofortina. Una mezcla de manjares sardos y genoveses.

La isla de San Pietro ofrece las más bellas playas y calas. Su mar se destaca por las suaves olas y aguas cristalinas. Es ideal para ir con niños pequeños y enseñarles a nadar.

También se puede practicar otros deportes como caminatas, exploración arqueológica y trekking.

4.      Isla Procida

Destaca por mantener casas coloridas y pequeños barcos pesqueros.

El mayor atractivo del conglomerado del Golfo de Nápoles es la sensación de paz y autoridad que le brinda al llegar. Procida, en especial, vislumbra por tener solo cuatro kilómetros cuadrados –una de las más pequeñas; sino la más pequeña.

Desde Nápoles podrá llegar con hidroala a Marina Grande. Podrá recorrer la avenida Roma –su calle principal–, en la cual se distinguen tiendas de artesanías, restaurantes y la impresionante Piazza Sancio Cattolico.

Todas sus calles tienen hogares de distintos colores, con su ropa tendida en las ventanas y el olor a limón que se esparce por todo el terreno.

Terra Murata es el sector más alto de la isla y uno de los más seductores para los turistas. Sobre todo porque alberga la Abadía de San Miguel Arcángel y el Palacio Real de mediados del siglo XVI.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba