Turismo

Andorra: el destino europeo ideal para vacacionar en verano

Andorra una ciudad que sorprende, hermosos paisajes naturales, pueblitos de peculiar encanto, buena comida, gente amable, cultura e historia forman parte de su propuesta. Si bien, la temporada invernal es perfecta para disfrutar un sinnúmero de actividades, el verano no deja mucho que desea.

Probablemente, lo primero que viene a la mente cuando se escucha Andorra sea nieve, actividades de invierno, alcohol al aire libre y tabaco, pero ¿qué hacer en este destino europeo durante la temporada estival? Ahora mismo descubrirá la respuesta en la más selectiva lista de cosas para ver y hacer, en la ciudad durante el verano.

Andorra
Andorra

Lo mejor para ver y hacer en Andorra en la temporada estival

Conocida como “Andorra la Vella”, la ciudad europea sencillamente nunca decepciona, y es todas las temporadas le garantizan el disfrute al visitante. Sin embargo estar aquí es sinónimo de una cosa, planea un viaje en verano por lo que le mostraremos las cosas que, a juicio particular, debe incluir en su itinerario.

Recorrer los alrededores de Andorra

Los pueblitos que rodean Andorra se definen por dos aspectos: su carácter rural y la oportunidad de disfrutar lo mejor de la cocina local mientras respira el aire fresco y románico de la ciudad.  De todas las opciones, no dude en acercarse a Ordino, el lugar ideal para relajarse entre hermosos parajes y tapear. Otras buenas alternativas son Fontaneda, Anyós y Bixessarri.

Escalar una vía ferrata

Si busca algo de emoción, ponga a prueba la adrenalina apuntándose a alguna de las múltiples actividades de montaña que Andorra ofrece; sus escenarios, van desde bonitos paseos, miradores y rutas para hacer trekking, hasta vías ferratas y lugares que le permitirán mostrar sus habilidades escalando o haciendo barranquismo.

De apostar por escalar vías ferratas, no olvide contactar a un experto que le ofrezca el equipo adecuado y sirva de guía durante el desarrollo de la actividad que podrá realizar en alguna de las 16 opciones disponibles ¿la favorita? el Canal de Grau o el Roc del Quer

Explorar los lagos de Tristaina:

Además de la gracia de su nombre, estos lagos se caracterizan por su imponente belleza y el hecho de formar parte de uno de los escenarios naturales más destacados de Andorra: el Parque Natural de la Vall de Sorteny. El recorrido le servirá igualmente para pararse en Ordino y reponer energía degustando platos tradicionales en el reconocido restaurante “La Coma”.

La ruta incluye también una excelente panorámica del “Pico de Tristaina”, montaña que se eleva hasta 2878 m de altura que sobresale en una cadena montañosa digna de una postal.

Conocer el centro y la Casa de Vall
Conocer el centro y la Casa de Vall

Conocer el centro y la Casa de Vall

El casco antiguo es otro destino obligado en una visita a Andorra, y más considerando que se disfruta mejor durante la temporada estival que en el invierno. Piérdase entre hermosas calles mientras se sumerge en su historia.

La visita a la Casa de Vall – edificio histórico que data del 1580 – es una parada tan elemental como la que realizará en el cuarteto de muesos que se reúnen en este centro neural:

  • El Museo del Tabac
  • El Museo Nacional del Automóvil
  • El Museo de las Miniaturas
  • El Museo del Comic.

Salir de compras y terminar el día en Caldea

Meritxell es el nombre de la avenida que se convertirá en su favorita, si lo suyo son las compras. Aunque no es demasiado grande, destila un aire moderno llenándose de bares, restaurantes y muchas, pero muchas tiendas en las que adquirir cualquier clase de productos que le dejarán con el bolsillo vacío.

Como seguro quedará agotado de tanto comprar, la invitación es a terminar el día en Caldea, el balneario de aguas termales que después de un par de horas, le deja como nuevo y con ganas de volver, sea a sudar las calorías o relajarse tras realizar cualquiera de las actividades antes sugerida.

¿Dónde alojarse y comer en Andorra?

Ya conoce lo mejor para ver y hacer en Andorra, es tiempo de saber cuál es su propuesta de alojamiento y comida, pues pese a su tamaño, le sorprenderá la amplia oferta gastronómica y hotelera, pudiendo encontrar desde económicos hostales hasta lujosos hoteles.

La ventaja de viajar en verano, es que coincide con la temporada baja, lo que disminuye considerablemente la demanda y los precios, aun así considere la posibilidad de alojarse en los pueblitos cercanos a las afueras de la ciudad, le permitirá ahorra más dinero y codearse con los locales para conocer un poco de su cultura

Para comer…

Deliciosa e infinita, así se resume la propuesta gastronómica de Andorra, especialmente en pueblos circundantes. Si de recomendaciones se trata, no deje de probar el famoso trinxat, eso sí, acompañado de una copa de buen vino que complazca el palada, como los ofrecidos en las Bodegas Borda Sabate o las de Casa Beal.

¿Busca qué hacer en Andorra durante el verano? Aquí encontrará los mejores planes y actividades para crear el itinerario que le garantice el máximo disfrute.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba