SUSCRÍBETE
Turismo

Viajes a Mozambique

A orillas del océano Índico, en el sureste africano, se encuentra la República de Mozambique, un país que, pocos años después de haber sido explorado por el navegante Vasco da Gama, fue colonizado por Portugal.

La independencia de este territorio que limita con Tanzania, Malawi, Zambia, Zimbabwe, Suazilandia y Sudáfrica llegó en 1975. Tiempo después, la superficie mozambiqueña se convertiría en escenario de una extensa guerra civil que se prolongó durante quince años.

En esta nación de clima tropical que se divide en once provincias y más de cien distritos, la ciudad más importante es Maputo, una localidad portuaria fundada a fines del siglo XVIII que, con el paso de los años, además de ser la metrópoli más poblada, se convirtió en su principal centro comercial.

La Isla de Mozambique, el Jardín Botánico Tunduru, la Catedral de Nuestra Señora de la Concepción, el Museo de Historia Natural y el Mercado Xipamanine son algunos de los sitios que merecen ser visitados por los turistas que lleguen hasta este país africano que, además de albergar frondosos bosques y elevadas montañas, posee bellas áreas costeras.

Bandera, mapa y datos generales

Nombre Oficial: República de Mozambique Capital: Maputo Superficie: 799.380 Km2 Población Total: 19.406.703 habitantes (Según datos estimados en 2005) Ciudad con mayor cantidad de habitantes: Maputo Densidad de Población: 24,28 hab./Km2 Idioma Oficial: Portugués Tipo de Gobierno: República PIB: US$ 25.974 millones Moneda: Metical Prefijo telefónico: +258

Clima

A partir de noviembre, en la superficie mozambiqueña se desarrolla una estación cálida y lluviosa que, por lo general, se prolonga hasta marzo. En el mes de julio, en cambio, las condiciones meteorológicas comienzan a modificarse y dan lugar a una temporada más fresca con vientos secos que se extiende hasta septiembre.

En la zona costera de esta nación de perfil tropical, además, las precipitaciones suelen ser intensas y, durante la época húmeda, puede llegar a sufrir las consecuencias de las tormentas tropicales.

Aunque la temperatura varía a lo largo del año, en Mozambique el ambiente se mantiene cálido, con máximas que superan la barrera de los 30 grados centígrados y mínimas que pocas veces superan los 10 grados centígrados.

Principales ciudades

Maputo

La historia de la capital de Mozambique comenzó a escribirse a fines del siglo XVIII. Por ese entonces, la actual Maputo era llamada Lourenço Marques en honor al comerciante de origen portugués que, en 1544, había explorado el territorio y funcionaba como capital del África Oriental portuguesa.

Con el tiempo, este sitio ubicado al sur de la superficie nacional sería bautizado con el nombre del líder de una antigua tribu del lugar, aumentaría su nivel de población y alcanzaría un alto grado de desarrollo.

Hoy en día, Maputo es la ciudad más poblada de la república, dispone de un destacado puerto, es un importante centro industrial y cuenta con los servicios del Aeropuerto Internacional de Maputo. Gracias al progreso obtenido en materia económica, educativa, cultural y comercial, la localidad no sólo sobresale por su capacidad de exportar una gran cantidad de productos, sino también por su infraestructura y sus encantos de interés turístico, pese a que su playa ha perdido su belleza como consecuencia de la contaminación y la falta de cuidados.

La Universidad Eduardo Mondlane, la Biblioteca Nacional, la Catedral de Nuestra Señora de Fátima y el Museo de Historia Natural son algunos de los sitios que, tal vez, pueden llegar a cautivar a los viajeros que recorran las calles de esta ciudad planificada donde todavía es posible apreciar rastros de la arquitectura portuguesa de la década del ’70.

En Maputo, además, los turistas tendrán la posibilidad de probar platos muy elaborados donde abundan los mariscos y se combinan las influencias gastronómicas de origen portugués y musulmán, además de conocer el resultado cultural del legado tanto portugués como bantú.

Beira

En el área central de la república, donde se localiza el Canal de Mozambique, se encuentra Beira, una pintoresca ciudad y puerto marítimo cuyo origen data de 1887, época en la cual se conocía bajo el nombre de Chiveve.

Esta localidad ubicada en la porción este de la superficie mozambiqueña que se encuentra separada de Maputo por poco más de 700 kilómetros, es la segunda metrópoli más importante de la región y funciona como capital de la provincia de Sofala. Allí, sus habitantes exportan productos como azúcar, tabaco, maíz, algodón, carbón y plomo, además de dedicarse a la industria alimenticia, la reparación de barcos y a las actividades vinculadas al turismo.

Hoy en día, Beira es una ciudad de perfil moderno y clima cálido que seduce al visitante con una playa, un faro y una catedral, así como también garantiza su comodidad a través del funcionamiento de un pequeño pero cómodo hotel ubicado en la zona céntrica y de los servicios de un aeropuerto y de un ferrocarril que une al territorio con los países vecinos.

Inhambane

A 450 kilómetros de Maputo, existe en el territorio mozambiqueño una interesante ciudad de clima tropical que se conoce como Inhambane y funciona como la capital de la provincia homónima.

En la antigüedad, esta localidad denominada por Vasco da Gama como “Tierra de Gente Buena” fue el puerto más meridional que usaron los árabes para comercializar esclavos, asentamiento de portugueses y, a partir de 1763, logró reconocimiento como villa y sede de Concejo.

En este entorno rodeado de manglares donde la agricultura y la pesca son dos de las actividades más desarrolladas, el visitante quedará cautivado por los encantos naturales de la zona, así como también por sus sitios de interés histórico, económico y cultural, entre los que se destacan el mercado y algunos monumentos y museos.

Sitios de interés

Los cazadores y recolectores san o bosquimanos fueron los habitantes originarios de las tierras mozambiqueñas. Los primeros grupos de europeos que llegaron a este territorio a finales del siglo XV se encontraron con el Imperio Monomotapa, que abarcaba los actuales estados de Mozambique y Zimbabwe.

La dominación portuguesa se extendió durante varios siglos hasta la independencia declarada en 1975. Esta historia puede conocerse en el Museo de la Revolución situado en Maputo, que exhibe numerosos objetos vinculados a las revueltas que llevaron al país a la libertad. Muchos edificios de la capital y de ciudades como Beira aún reflejan la influencia del periodo colonial.

Presa de Cahora Bassa

Cahora Bassa se encuentra entre los lagos artificiales más grande del continente africano. Se trata de una represa sobre el río Zambezi, en la provincia de Tete, que comenzó a construirse en 1969 por orden del gobierno colonial portugués.

La presa de Cahora Bassa tiene una altura de más de 170 metros y un ancho de 300 metros en su parte más elevada. El lago, por su parte, cuenta con una profundidad media de 20,9 metros.

Cabe destacar que esta importante obra fue operada por una empresa manejada por Portugal hasta 2007; a partir de dicho año, el control de Cahora Bassa quedó en manos del gobierno mozambiqueño.

Es posible navegar en Cahora Bassa: de hecho, la pesca en este lago es un importante recurso para las comunidades locales. Incluso se han reportado ataques aislados de tiburones que viven en estas aguas.

Isla de Mozambique

La provincia de Nampula alberga a una ciudad insular conocida como Isla de Mozambique que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1991. Su rico patrimonio arquitectónico, herencia del periodo colonial portugués, convierten a la isla en un atractivo turístico de relevancia internacional.

La Isla de Mozambique, que se encuentra unida al continente mediante un puente, suele ser dividida en dos regiones: la Ciudad de Piedra, que presenta los principales monumentos y edificios, y la Ciudad de Macuti, constituida por casas precarias.

El Palácio dos Capitães-Generais se encuentra en el lugar donde los portugueses habían construido un pequeño fuerte en 1507. La Capela de Nossa Senhora do Baluarte (cuyo origen data de 1522) y la Fortaleza de São Sebastião (que finalizó de construirse en 1620) son otros atractivos que ningún visitante querrá dejar de apreciar en este lugar que fue disputado por portugueses, ingleses y holandeses.

Parque Nacional de Gorongosa

El Parque Nacional de Gorongosa, que se halla en el sur del Gran Valle del Rift, tiene una superficie de unos 4.000 kilómetros cuadrados. Su principal atractivo es el Monte Gorongosa, de 1.862 metros de altura.

Bosques de acacias, sabanas y una exuberante selva tropical se suceden en los alrededores de esta montaña y constituyen el hábitat de aves y mamíferos. Durante la guerra civil, sin embargo, murió la mayor parte de los elefantes, hipopótamos, leones, cebras y búfalos de esta región.

Tras la finalización del conflicto, el gobierno de Mozambique anunció planes para restaurar el Parque Nacional de Gorongosa con ayuda internacional. Hoy pueden volver a apreciarse búfalos, antílopes y jabalíes, entre otros animales que subsistieron a la violencia.

Los turistas pueden alojarse dentro del parque en las cabañas de Chitengo Safari Camp, que cuentan con aire acondicionado, piscina y otras comodidades.

Actividades y atractivos turísticos

Cuando el navegante portugués Vasco da Gama comenzó a explorar el territorio de Mozambique en 1498, es posible que no haya imaginado encontrarse con tanta riqueza natural. Playas de agua cristalina, montañas que superan los 1.000 metros de altura, ríos caudalosos, selvas de vegetación densa, manglares y sabanas ofrecen un entorno muy variado.

El Parque Nacional de Limpopo, remodelado con financiación alemana, es un buen lugar para conocer los encantos naturales de este país. Cuenta con tres zonas diferenciadas: un espacio turístico, un área salvaje (donde viven elefantes) y un sector para la caza. Las autoridades suelen organizar safaris en bicicleta a través de su superficie.

El Jardín Botánico Tunduru, en Maputo, permite acercarse a la vegetación autóctona dentro de la ciudad. Fue inaugurado en 1885 y exhibe, además de una gran cantidad de flores y plantas, una estatua del primer presidente de Mozambique, Samora Machel. Este jardín se encuentra detrás de la Casa do Ferro, una curiosa edificación diseñada por Gustave Eiffel y construida con hierro.

Bosques

A finales de 2008, un científico británico utilizó la tecnología para realizar un hallazgo sorprendente: a través de Google Earth, el zoólogo Julian Bayliss halló un bosque desconocido en la cima del Monte Mabu. Árboles altos de hoja perenne, camaleones pigmeos, antílopes, monos y tres nuevas especies de mariposa demostraron hasta qué punto este país africano aún ofrece mucho por descubrir. La selva mosaico-costera de Inhambane, por su parte, es una selva umbrófila que ocupa cerca de 145.000 kilómetros cuadrados a lo largo de 2.200 kilómetros de costa junto al océano Índico. La selva mosaico-costera de Maputaland es otra importante ecorregión de selva umbrófila.

Montañas

Las principales elevaciones de Mozambique se encuentran junto a Zimbabwe, Zambia y Malawi. Inyanga y Chimanimani son algunas de las cadenas montañosas más relevantes del país. El pico más alto es el Monte Binga, en la provincia de Manica, que alcanza una altitud de 2.436 metros sobre el nivel del mar. El Monte Gorongosa (1.862 metros), en el centro del territorio mozambiqueño, se encuentra protegido por un parque natural del mismo nombre gracias a la presencia de una amplia variedad de especies de aves y grandes mamíferos. La guerra civil (1977-1992), sin embargo, atentó contra la vida de numerosos animales.

Playas

Unos 2.400 kilómetros de costa en el océano Índico constituyen el principal atractivo turístico de Mozambique. Las playas de arena blanca podrían ser el punto de partida para el desarrollo económico de una nación que sufre la pobreza extrema. Xai-Xai, Beira, Inhambane y Maputo son algunas de las localidades que cuentan con balnearios a disposición del turista. Se trata, por lo general, de lugares naturales y escasa infraestructura. Tofo (con vientos que permiten practicar windsurf y kitesurf), Chongoene, Zavora y Bilene (con pequeñas lagunas rodeadas de dunas) son algunas de las playas más populares del país, donde también pueden realizarse deportes acuáticos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba