SUSCRÍBETE
Turismo

Viajes a Georgia

Sobre la costa del mar Negro, al sur del Cáucaso, se encuentra Georgia, un país ubicado en el límite entre Europa y Asia que comparte fronteras con Rusia, Turquía, Armenia y Azerbaiyán.

La capital de esta antigua república de la ya disuelta Unión Soviética es Tiflis, una pintoresca ciudad multicultural de calles adoquinadas que se sitúa a orillas del río Kura, sobre un valle rodeado de colinas, que se destaca del resto de las localidades por su relevancia industrial, cultural, económica y social.

En materia financiera, esta nación de clima diverso que se divide en diez regiones y dos repúblicas autónomas se beneficia con el desarrollo del turismo, el cultivo de cítricos, té y uvas, la minería y la industria vinícola.

La Catedral de Bagrati, la ciudad-museo conocida como Miskheta, el Monasterio de Gelati y la histórica región del noroeste denominada Svanetia, además de ser Patrimonios de la Humanidad, son sitios que ningún viajero debería dejar de conocer al recorrer Georgia, un territorio que integra el Consejo de Europa desde agosto de 1999.

Bandera, mapa y datos generales

Nombre Oficial: Georgia Capital: Tiflis Superficie: 69.500 Km2 Población Total: 4.661.473 habitantes Ciudad con mayor cantidad de habitantes: Tiflis Densidad de Población: 67,3 hab./Km2 Idioma Oficial: Georgiano Tipo de Gobierno: República PIB: US$ 10.293 millones Moneda: Lari Prefijo telefónico: +995

Clima

El clima georgiano, a pesar de presentar importantes variaciones, se puede definir entre húmedo subtropical (característica predominante en la región oeste) y continental (propiedad existente en el este del país, donde la época estival es calurosa y la temporada invernal no es demasiado fría).

Aunque las montañas del Cáucaso moderan el ambiente, en las áreas altas de Georgia se registran veranos húmedos y algo frescos e inviernos crudos que se intensifican con las nevadas. Los sectores ubicados sobre los 2000 metros sobre el nivel del mar, incluso, pueden llegar a soportar heladas aún en los meses de verano.

Para disfrutar unos días en esta nación, conviene evitar el periodo comprendido entre diciembre y febrero porque las bajas temperaturas pueden restarles encanto a los recorridos. De ser posible, siempre es conveniente viajar hasta allí entre abril y octubre.

Principales ciudades

Tiflis

Desde el siglo V, la orilla del río Kura alberga a Tbilisi, una metrópoli interesante a nivel turístico que, además de ser la capital de Georgia, es la ciudad más grande del país. Su nombre, que en español se conoce como Tiflis, estuvo inspirado en las numerosas aguas termales de azufre que podían encontrarse en esta urbe al momento de ser fundada.

A lo largo de la historia, el territorio fue saqueado por los ejércitos bizantino y jázaro, estuvo dominado por grupos árabes, quedó en poder del Imperio Corasmio, resultó influenciado por los mongoles, permaneció bajo control persa y funcionó como capital de la República Federal Socialista Soviética de Transcaucasia.

Este destacado centro industrial, social, cultural y económico es un lugar atractivo para numerosos viajeros porque allí pueden encontrarse edificaciones históricas y rincones que no sólo son valiosos desde el punto de vista histórico, sino también desde el cultural. En Tiflis hoy en día es posible hallar más de cien grupos étnicos y una mayoría de cristianos ortodoxos que comparte el terreno con personas de otras religiones.

La Catedral de Sioni, las casas con arcadas construidas durante el siglo XIX, el Museo Nacional, la Plaza de la Libertad, el Teatro de la Ópera y la avenida Rustaveli son algunos de los sitios que hacen de Tiflis un destino encantador.

Kutaisi

En otros tiempos, Kutaisi, la segunda ciudad más grande del país, fue capital del antiguo reino Cólquida, así como también fue capital del unificado Reino Georgiano y del Reino Imeretian. Además, supo brillar en materia industrial, un ámbito en el cual ya no sobresale porque muchos pobladores se han visto obligados a realizar actividades en otros rubros para poder subsistir.

En esta pintoresca metrópoli ubicada a poco más de 220 kilómetros al oeste de la capital nacional, el clima es húmedo. Las precipitaciones se desarrollan durante todo el año, pero se concentran especialmente en el invierno, una época fría en la cual son frecuentes las nevadas. Cuando llega la primavera y la nieve se derrite, además, suele aumentar la corriente del río Rioni que fluye por medio del territorio.

El Museo Estatal de Historia de Kutaisi, la Catedral de Bagrati, la calle Kazbegui y el Parque Beesiki son algunos de los sitios interesantes que pueden encontrarse en la capital de la provincia de Imeretia.

Batumi

Según se desprende de algunos datos históricos, Batumi, la actual capital de la República Autónoma de Adjaria, fue ocupada en 1918 por los turcos, quienes la transformaron en capital de la República Suroccidental del Cáucaso. Al año siguiente, una invasión británica inició un gobierno republicano que se conoció bajo el nombre de República de Batum y que perduró hasta la fusión con Georgia.

Esta interesante urbe de perfil multicultural y multiétnica donde conviven nativos, armenios, rusos, ucranianos y griegos, entre otras minorías, se encuentra a aproximadamente 20 kilómetros de la frontera con Turquía, en una zona subtropical donde predominan el té y las frutas cítricas.

Templos armenios, mezquitas, iglesias católicas, una sinagoga, el Museo Estatal de Adjaria, un acuario, un circo y la estatua de Medea son atractivos que pueden cautivar a numerosos turistas que se encuentren de paseo por esta ciudad georgiana.

Sitios de interés

Los reinos georgianos de Iberia y Cólquida se encuentran entre las primeras naciones del Cáucaso que adoptaron el cristianismo, entre los siglos IV y VI. Sin embargo, los árabes conquistaron la región e impusieron el islam en el siglo VII.

En 1800, Georgia fue anexada al Imperio Ruso. Más adelante formaría parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (U.R.S.S.), hasta su independencia en 1991. Dmanisi y Dzalisi son algunas de las ciudades georgianas que se destacan por sus yacimientos arqueológicos y que permiten vislumbrar parte de su historia. Otro sitio de interés es Gremi, con su iglesia y ciudadela construidas en el siglo XVI.

Catedral de Bagrati

La Catedral de Bagrati o Catedral de la Dormición se encuentra en la ciudad de Kutaisi. Fue construida a principios del siglo XI y está considerada como uno de los mejores ejemplos de la arquitectura medieval georgiana.

El nombre Bagrati proviene del rey Bagrat III, quien fue el impulsor del templo declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1994. La catedral está actualmente bajo administración de la Iglesia Ortodoxa Georgiana.

Las tropas otomanas fueron responsables de la destrucción parcial del templo en 1692, al causar graves daños a la cúpula y al techo. Recién en 1952 comenzaron a llevarse a cabo las obras de restauración.

La Catedral de Bagrati tiene un uso limitado en cuanto a los servicios religiosos para los fieles. Sin embargo, es un importante centro de peregrinación y un atractivo destino turístico para los visitantes que recorren estas tierras.

Monasterio de Gelati

Cerca de Kutaisi, aparece otro templo que fue incluido en el listado del Patrimonio de la Humanidad junto a la Catedral de Bagrati: se trata del Monasterio de Gelati o Monasterio de la Virgen, creado por el rey David el Constructor en 1106.

El Monasterio de Gelati supo ser uno de los principales faros culturales de Georgia, al contar con una academia que aglutinaba a varios de los científicos, filósofos y teólogos georgianos más importantes, como Arsen Ikaltoeli e Ione Petritsi.

En la actualidad, el Monasterio de Gelati se destaca por albergar manuscritos del siglo XII y numerosos murales de gran belleza. También es el sitio donde está enterrado el mencionado rey David el Constructor.

El templo sufrió, en 1859, un robo que lo privó de uno de sus principales tesoros: el tríptico Khakhuli, que contaba con su propio santuario. Actualmente dicho tríptico se encuentra en el Museo de Arte de Georgia, en la ciudad de Tiflis.

Miskheta

Una de las ciudades más antiguas de Georgia ha sido inscripta por la UNESCO en la lista de Patrimonio de la Humanidad en calidad de ciudad-museo. Estamos hablando de Miskheta o Mtskheta, en la provincia de Mtskheta-Mtianeti.

Miskheta fue la capital del Reino de Georgia entre los siglos III a.C. y V d.C. Sus manifestaciones artísticas y calidad arquitectónica aún pueden apreciarse en sus iglesias históricas.

La religión siempre ha ocupado un papel preponderante en la vida de Miskheta. En esta ciudad, numerosos georgianos adoptaron el cristianismo en 317. Por tal motivo, Miskheta sigue siendo la sede de la Iglesia Ortodoxa y Apostólica Georgiana.

La Catedral de Svetitskhoveli (construida en el siglo XI), el Monasterio de Jvari (que data del siglo VI) y la Fortaleza de Armaztiskhe (siglo III a.C.) son algunos de los sitios más interesantes de la ciudad-museo de Miskheta.

Actividades y atractivos turísticos

Georgia se destaca, dentro del grupo de las antiguas repúblicas soviéticas, como una de las naciones con mayor biodiversidad. Cuenta con extensos bosques, montañas que superan los 5.000 metros de altura, playas sobre el mar Negro y miles de ríos.

El río Kura es uno de los más importantes del país. A lo largo de su cauce alberga varias centrales hidroeléctricas, lo que ha alterado las posibilidades de navegación. Terek, Inguri y Aragvi son otros ríos relevantes.

El territorio georgiano también sobresale por sus bellos jardines botánicos. El Jardín Botánico Central de la Academia de Ciencias de Georgia, que supo ser uno de los mayores de la U.R.S.S., merece ser visitado por los turistas que recorren la nación. En sus 128 hectáreas exhibe 3.500 especies de flora, una cascada y las ruinas de Narikala.

El Jardín Botánico de Sujumi, por último, sorprende con la presencia de plantas de clima subtropical y tropical al aire libre.

Bosques

El bosque templado de frondosas es el bioma más frecuente en la superficie de Georgia. Robles, castaños, arces y hayas, entre otras especies de árboles, sirven de hábitat a las ardillas, los zorros, los lobos, los ciervos, los linces y los osos pardos. El bosque mixto del Cáucaso sobresale por su alto nivel de endemismo. En las zonas elevadas de este bosque es posible apreciar pinos, abedules, abetos y píceas. La costa del mar Negro, en cambio, presenta al bosque de frondosas del Ponto Euxino y la Cólquide, con alisos, carpes y otros árboles. Como en muchos otros países, la deforestación es un serio problema en Georgia.

Montañas

La región de Alta Svanetia, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, presenta varias de las montañas más altas del Cáucaso. El pico más elevado de Georgia se encuentra en esta zona: el Monte Shkhara, de 5.201 metros de altura. Su cumbre fue alcanzada por primera vez en 1888. Quienes realicen montañismo en Shkhara y otros montes de Svanetia se encontrarán con las famosas torres construidas entre los siglos IX y XII, consideradas como uno de los principales atractivos turísticos del país. La temporada invernal es el momento perfecto para disfrutar del esquí en las montañas de Gudauri y Bakuriani, entre otros resorts.

Playas

Las playas de Georgia se encuentran sobre la costa oriental del mar Negro. Batumi, una ciudad de clima subtropical, es un buen destino para disfrutar del mar y de la arena en este país. La localidad, rodeada de montañas, cuenta con varios atractivos cercanos a las playas, como la Fortaleza de Gonio y el Museo Estatal de Adjaria. Otra ciudad muy visitada gracias a sus bellas playas y desarrollada infraestructura turística es Kobuleti. Poti, por su parte, sobresale por sus actividades portuarias. Hay que tener en cuenta que varias de estas ciudades tienen problemas de seguridad por la situación sociopolítica de la nación.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba