Turismo

Viajes a Marsella

Los encantos de Francia no se reducen a las maravillas que pueden apreciarse en París, sino que se hacen evidentes también en ciudades como Marsella, una prefectura del departamento de Bocas del Ródano y capital de la región de Provenza-Alpes-Costa Azul.

Esta urbe de clima mediterráneo, la segunda más poblada del país, está agrupada en 16 distritos municipales (los cuales, a su vez, se segmentan en varios sectores) y está compuesta por pintorescos barrios que consiguen cautivar a más de un extranjero que visita la zona.

Por sus agradables condiciones climáticas y su geografía, Marsella es un destino elegido por muchos aficionados al turismo costero, aunque no se puede dejar de destacar que en ella también es posible descubrir riquezas históricas y numerosas propuestas culturales.

La catedral, el llamado Vieux Port, el castillo de If, la villa L’Estaque y el cementerio Saint-Pierre son algunos de los espacios que conviene ver de cerca si se desea conocer el pasado y las tradiciones de esta bella ciudad francesa que suele ser sede, durante el mes de julio, del Mundial de Petanca.Imagen Flickr CC nicolasnova

Bandera, mapa y datos generales

Bandera, mapa y datos generales
Bandera, mapa y datos generales

Nombre oficial: Marsella País: Francia Superficie: 240,62 Km2 Población Total: 859.543 habitantes Densidad de Población: 3.572,2 hab./Km2 Idioma Oficial: Francés Moneda: Euro

Clima

La ciudad de Marsella presenta un clima de tipo mediterráneo, marco en el cual se registran condiciones meteorológicas suaves y agradables. Aunque no son crudos, los inviernos suelen ser húmedos, mientras que la temporada estival es calurosa y seca.

Los meses más fríos, por lo general, son enero y febrero (época en la cual se registran temperaturas cercanas a los 11 grados centígrados), mientras que julio y agosto son los más cálidos producto de marcas que rozan los 30 grados centígrados.

En Marsella, una urbe donde sopla con fuerza el poderoso viento mistral, el periodo que concentra el mayor número de precipitaciones es el otoño, pero, de todas formas, el promedio indica que a lo largo del año suele haber más días soleados que lluviosos.

Principales características

Principales características
Principales características

Historia

Las investigaciones que se han llevado a cabo a fin de descubrir el pasado de la región que hoy en día se conoce bajo el nombre de Marsella dan cuenta que allí hay presencia humana desde épocas prehistóricas. Las pinturas rupestres paleolíticas localizadas en la cueva submarina de Cosquer y los restos de construcciones que datan del neolítico y se hallaron en el centro urbano de la actual ciudad francesa son algunos elementos que permiten respaldar dicha apreciación.

El territorio, tal y como se desprende de datos históricos, comenzó a desarrollarse a partir de que los griegos de Focea fundaron el establecimiento comercial de Massalia, un área que adquiriría más adelante el carácter de ciudad-estado y se transformaría en un puerto de referencia en Europa Occidental.

Bajo administración romana, la urbe pasó a llamarse Massilia y, tras la disolución del Imperio Romano, fue gobernada por los visigodos, quienes la cedieron a los ostrogodos después de la Batalla de Vouillé.

A principios del siglo VIII, Marsella fue atacada y saqueada por tropas musulmanas, así como en 1423 fue agredida por la flota de Alfonso V de Aragón.

La llegada del Duque de Anjou Renato I de Nápoles modificó el panorama ya que transformó a Marsella en una base marítima estratégica donde el comercio comenzó a crecer a pasos agigantados.

En 1481, esta ciudad donde se gestó el himno conocido como “La Marsellesa” se unió a la Provenza y, más tarde, se incorporó al Reino de Francia. A partir de entonces, se inició un progreso considerable que se prolongó durante siglos y abarcó tanto a todos los sectores productivos como a la sociedad hasta llegar a hacer de este espacio que fue ocupado por la Wehrmacht durante la Segunda Guerra Mundial un rincón próspero y pintoresco que, además, de atraer a empresas y a industrias pudo cautivar a numerosos turistas que, hasta el día de hoy, mantienen su interés en las características de Marsella.Imagen Flickr CC pepsiline

Economía

La economía de Marsella ha girado, a lo largo de la historia, en torno a su puerto, sitio que, hoy en día, contribuye a potenciar los alcances del turismo, un rubro que se ha consolidado como una de las principales fuentes de ingresos de esta urbe de clima mediterráneo que se localiza al sur de Francia.

La actividad pesquera, asimismo, beneficia a la región a nivel económico porque permite mejorar la oferta gastronómica y, por lo tanto, captar más visitantes. Las finanzas locales, por otra parte, se favorecen a través del funcionamiento del Nuevo Puerto y la relevancia de la metrópoli a nivel comercial e industrial.

La sólida infraestructura compuesta de carreteras, puerto y aeropuerto, su progreso a nivel servicios, el frecuente surgimiento de nuevas compañías y su variedad en materia de industria son, sin duda, cuestiones que afianzan y hacen crecer los recursos de esta zona donde, entre otros productos, predominan el hierro, el acero, el plástico, el metal, el alcohol y el petróleo refinado.

Cultura

El patrimonio cultural de Marsella es un componente esencial en muchos de los viajes turísticos que tienen a esta ciudad como destino. Ser sede de numerosas instituciones culturales y educativas hace de esta urbe un espacio interesante para quienes desean apreciar la historia, las tradiciones y las particularidades de los lugareños.

El Museo de la Vieille Charité, el Museo de Historia de Marsella, el Musée des Beaux-Arts y el Museo de la Moda son, junto al Museo Cantini, la Basílica de Notre Dame de la Garde y la Catedral, rincones de visita obligada para aquellos que estén interesados en valorar las riquezas de la metrópoli desde la perspectiva cultural.

Por otra parte, cabe destacar también que esta antigua localidad francesa que ha presentado su candidatura para ser reconocida en 2013 como Capital Europea de la Cultura (por ofrecer, según los impulsores de la propuesta, “cultura, conocimiento y arte” y tener como lema “Ciudad de importantes mezclas culturales”), se distingue por ser uno de los escenarios donde más desarrollo ha alcanzado el hip hop europeo.

Sitios de interés

Sitios de interés
Sitios de interés

Los viajeros que, por curiosidad, interés en el turismo costero o ganas de recorrer el territorio francés, elijan a Marsella como destino de su travesía se sorprenderán al encontrar en esta urbe una amplia variedad de actividades para realizar y sitios para recorrer.

Si bien la zona conserva escasos vestigios del pasado, aún es posible contemplar construcciones antiguas de perfil religioso (entre las cuales se encuentran la catedral y la iglesia de Notre Dame de la Garde) y barrios donde todavía se mantienen viejas costumbres.

El Vieux Port, la Abadía de San Víctor, el Castillo de If y el Museo de Bellas Artes son, además de sus atractivas playas, algunos de los lugares más interesantes que atesora la pintoresca ciudad de Marsella.

Basílica de Santa María la Mayor

Basílica de Santa María la Mayor
Basílica de Santa María la Mayor

Los viajeros que tengan el privilegio de recorrer Marsella no deberían marcharse de la ciudad sin antes apreciar de cerca las impactantes características de la Basílica de Santa María la Mayor, la Catedral de la metrópoli.

Este templo de estilo románico-bizantino fue edificado a mediados del siglo XIX de acuerdo con los planos del arquitecto francés Léon Vaudoyer. Para construirlo, según se desprende de los datos vinculados a su historia, se utilizaron piedras de Calissane y del Gard, mármol blanco de Carrara, onyx de Italia y Túnez, mosaicos venecianos y piedra verde de Florencia.

La iglesia fue abierta al culto en 1893 y, tres años más tarde, el Papa León XIII la reconoció como basílica menor. El 9 de agosto de 1906, asimismo, se clasificó a esta catedral que cautiva con un pórtico monumental y una nave principal compuesta por tres sectores como Monumento Histórico de Francia.

Si se siente atracción por los atractivos de perfil religioso y las riquezas arquitectónicas de cada ciudad, esta Basílica es un sitio que vale la pena recorrer.

Castillo de IfEn la bahía de Marsella aún es posible apreciar las características del Castillo de If, una antigua fortificación que se construyó entre 1527 y 1529 a pedido de Francisco I de Francia en una pequeña isla del archipiélago de Frioul.

El lugar, donde todavía hay graffitis e inscripciones que recuerdan que en la isla funcionó una prisión estatal, es uno de los rincones más afamados de la región. Cada año, llegan hasta él un alto número de turistas que buscan conocer el pasado de la zona a través de esta estructura que, por ejemplo, fue mencionada por Alexandre Dumas en la novela “El conde de Montecristo”.

A este atractivo rincón que hasta 1950 fue habitado por un farero y su familia se puede arribar a través de las pequeñas embarcaciones que parten del Vieux Port de Marsella con destino a la isla.

Museo Cantini

Museo Cantini
Museo Cantini

Durante su estadía en Marsella, los turistas que deseen apreciar la cultura del lugar pueden reservar algo de su tiempo para asistir al Museo Cantini, un espacio fundado en 1936 que expone arte moderno y contemporáneo y, desde 1968, organiza muestras de fotografía.

El museo funciona en un edificio desarrollado en 1694 y se caracteriza por albergar una de las mayores colecciones públicas francesas del periodo comprendido entre 1900 y 1960.

Para complementar su oferta, este sitio donde se lucen trabajos de Pablo Picasso, Charles Camoin, Othon Friesz, Jacques Villon, Balthus, Alberto Giacometti y Mark Rothko así como también álbumes antiguos de Hippolythe Bayard, Henri Le Secq y Robert Demachy, invita también a dejarse seducir por los contenidos de una biblioteca especializada en cuestiones artísticas.

De tener inquietudes culturales, el Museo Cantini puede constituir una excelente opción a la hora de descubrir los encantos artísticos de Marsella.Imagen página oficial del museo

Actividades y atractivos turísticos

Actividades y atractivos turísticos
Actividades y atractivos turísticos

Marsella presenta atractivos que se mantienen inalterables con el correr del tiempo. Por eso no hace falta escoger una época precisa para visitar la ciudad, que siempre tendrá algo para ofrecer a los viajeros.

Una buena idea, de todas maneras, es visitar Marsella en 2013. En dicho año, la ciudad francesa será la Capital Europea de la Cultura junto a la eslovaca Kosice. Los visitantes podrán disfrutar de más de un centenar de actividades culturales, la mayoría de ellas gratuitas.

Los amantes del deporte, por su parte, deben estar atentos al calendario de encuentros en el Stade Vélodrome, donde disputa sus encuentros como local el Olympique. Este estadio, inaugurado en 1937, albergó partidos de los mundiales de 1938 y 1998.

Para terminar la jornada, nada mejor que una cena para degustar platos típicos como la sopa de pistou, la bullabesa, la tapenade y los pieds et paquets, entre muchos otros sabores de la ciudad.

Espacios Verdes

Uno de los espacios verdes más destacados de Marsella es Campagne Pastré, un parque público que formaba parte de una casa de campo del siglo XIX. Dos pequeños lagos, varios senderos y el Musée de la Faïence (Museo de la Cerámica) forman parte de su propuesta.

El Parc Longchamp, situado en los alrededores del palacio del mismo nombre (que alberga un museo artístico y otro de historia natural), es otro parque que vale la pena visitar. Fuentes, esculturas, cascadas y jardines embellecen la zona.

El Parc Borély, por otra parte, es un parque municipal de 17 hectáreas. En su superficie se encuentra el Jardín Botánico E.M. Heckel, que exhibe más de 3.500 especies.

 Montañas

El paisaje de Marsella, la prefectura del departamento de Bocas del Ródano y la capital de la región de Provenza-Alpes-Costa Azul no sólo está compuesto por espacios verdes y atractivas playas: también incluye suaves relieves montañosos que la bordean y la embellecen.

En la porción sur, por ejemplo, las calanques formadas hace más de diez mil años no pasan desapercibidas para aquel que fija su atención en la vista panorámica de la región, mientras que las cadenas montañosas de L’Étoile y Garlaban que surgen por el noroeste maravillan a quien tiene posibilidad de recorrer esta metrópoli portuaria que se localiza en el sur francés.

Playas

Gracias a la belleza de sus playas y a su agradable clima, Marsella ha logrado imponerse en Francia como el mejor destino nacional en materia de turismo costero.

En verano, cuando las cálidas temperaturas y el sol invitan a descansar sobre la arena y a refrescarse en el mar, la costa se vuelve el mayor atractivo de esta ciudad que se extiende varios kilómetros a lo largo del Mediterráneo no sólo por la gran cantidad de gente que se puede apreciar en las playas sino también por las entretenidas competencias que se organizan en torno a disciplinas deportivas como el vóley, el rugby y el fútbol playa

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba