Turismo

Viajes a Liechtenstein

El Principado de Liechtenstein, uno de los países más pequeños del mundo, es una nación de Europa Central que se divide en once comunidades y no tiene acceso al mar.

En otros tiempos, este territorio que comparte fronteras con Suiza y Austria supo formar parte de Recia, una provincia del Imperio Romano.

Liechtenstein tiene como capital a Vaduz, pero su ciudad más poblada es Schaan, una metrópoli situada en el centro del país. En toda la superficie nacional, el clima es continental (marco en el cual los inviernos son fríos y lluviosos, y los veranos son livianos y algo húmedos) y predominan los relieves montañosos.

El Museo Postal, el Monumento Ruso, las casas antiguas del pintoresco Triesenberg, la Catedral de Vaduz, el Museo Nacional y el Schloss Vaduz son algunos de los atractivos que atesora este país en el cual el visitante, si llega a fines de noviembre, tiene la posibilidad de disfrutar los encantos de Malburn, la estación de esquí más importante de Liechtenstein.

Bandera, mapa y datos generales

Nombre Oficial: Principado de Liechtenstein Capital: Vaduz Superficie: 160 Km2 Población Total: 35.446 habitantes Ciudad con mayor cantidad de habitantes: Schaan Densidad de Población: 221 hab./Km2 Idioma Oficial: Alemán Tipo de Gobierno: Monarquía Constitucional PIB: US$ 4.182.628 millones Moneda: Franco Suizo Prefijo telefónico: +423

Clima

El Principado de Liechtenstein goza de un clima continental. Allí, los veranos son húmedos y suaves (con temperaturas que oscilan entre los 10 y los 28 grados centígrados), mientras que la temporada invernal es templada y acoge nevadas y precipitaciones frecuentes. Durante esa época, las marcas térmicas varían entre los cinco grados centígrados bajo cero y los diez grados centígrados. Entre las estaciones sopla el foehn, un viento seco y cálido del sur del territorio nacional.

Aunque el país se puede visitar en cualquier momento, los ciclos comprendidos entre junio y septiembre (periodo en el cual se desarrolla el verano), abril y mayo, y septiembre y octubre son los más aconsejables para emprender el recorrido por la región.

Principales ciudades

Vaduz

La capital del Principado de Liechtenstein es Vaduz, un centro financiero de relevancia internacional que, además de ser el lugar de residencia del príncipe, es sede del arzobispado de Liechtenstein.

La ciudad, donde la mayoría de la población profesa la fe católica, está ubicada a orillas del río Rin y se encuentra a 455 metros sobre el nivel del mar.

Según se cree, esta metrópoli de clima continental fue fundada en el siglo XIII por el conde de Werdenberg, quien construyó en la zona un castillo de defensa que pronto comenzó a atraer gente que no dudó en instalarse en la región.

Hoy en día, Vaduz sorprende a los visitantes con numerosas bibliotecas, un Museo Postal, estaciones de esquí, una bella catedral, un castillo medieval que sólo puede ser apreciado desde afuera porque no está permitido el ingreso del público, el Museo Nacional (un sitio ideal para aquellos que quieran conocer el pasado y las particularidades culturales del principado) y una estación termal.

Por la trascendencia que tiene esta urbe a nivel nacional y la gran cantidad de atractivos históricos y culturales que posee, Vaduz es un destino que debería estar incluido en el plan de viaje de todo turista que decida recorrer este pequeño país europeo.

Schellenberg

A orillas del río Rin se ubica Schellenberg, la comunidad con menos altitud dentro de la superficie correspondiente al Principado de Liechtenstein.

Según se estableció a partir de ciertos datos históricos, la zona estuvo habitada por celtas, fue conquistada por Roma y añadida a la provincia de Recia, fue comprada por varias dinastías de condes y terminó en poder de Liechtenstein, cuyo emperador, en 1719, la unió formalmente a Vaduz.

Hoy en día, en Schellenberg es posible apreciar el pasado y las costumbres de los habitantes del lugar a través de un conjunto deruinas y  del Museo del Estilo de Vida Rural, el cual funciona en una casa construida en 1518.SchaanAsí como Vaduz se destaca por ser la capital de la nación, Schaan se distingue del resto de las localidades que forman parte de la superficie liechtensteiniana por ser la ciudad más poblada del país.

Esta pintoresca metrópoli ubicada al norte de Vaduz cautiva a numerosos viajeros con la celebración del carnaval y atesora varios sitios que generan interés a nivel turístico, tales como la histórica Iglesia de St. Laurentius que domina la región, la Galería de Arte DoMus (donde es posible apreciar la riqueza artística de la zona) y el campo de golf que se conserva en un entorno montañoso.

Sitios de interés

Estas tierras, que en la antigüedad formaron parte de la provincia romana de Recia, mantienen sus fronteras inalteradas desde 1434. La Casa de Liechtenstein es la dinastía gobernante desde 1608 y quien dirige los destinos de esta nación que no tiene ejército.

El Museo Nacional de Liechtenstein, con sede en Vaduz, es el sitio indicado para conocer la historia, cultura y naturaleza del país. Sus exhibiciones se disponen a lo largo de 42 salones. Para quienes prefieran conocer la historia más remota de la nación, una opción es visitar las ruinas de Schellenberg, un poblado habitado desde el año 3.000 a.C.

 Kunstmuseum Liechtenstein

Inaugurado en 2000, el Kunstmuseum Liechtenstein es el museo estatal de arte moderno y contemporáneo. Se encuentra en la capital nacional y dentro de su edificio de estilo vanguardista alberga la colección pública del Principado.

Los arquitectos suizos Meinrad Morger, Heinrich Degelo y Christian Kerez fueron los responsables de esta construcción que se asemeja a una caja negra de hormigón y basalto. La fachada, pulida a mano, refleja el entorno y el paisaje del valle del Rin.

El edificio, que cuenta con numerosos ventanales, tiene seis salas de exposición distribuidas en torno a dos escaleras. Las plantas, por otra parte, fueron diseñadas a semejanza de las aspas de un molino.

La colección del Kunstmuseum Liechtenstein presenta obras que fueron creadas entre el siglo XIX y la actualidad. El arte povera, creado con materiales de fácil obtención (como madera, rocas o arcilla), ocupa un espacio preponderante en este museo creado con apoyo de patrocinadores privados.

Catedral de Vaduz

La Catedral de St. Florin, más conocida como Catedral de Vaduz, es un templo neogótico que se encuentra en el capital liechtensteiniano y que funciona como la sede de la Arquidiócesis Católica Romana de Vaduz.

El edificio fue construido en 1873 por Friedrich von Schmidt en el sitio donde había tenido lugar la fundación medieval de la ciudad. El templo fue originalmente una parroquia hasta que, en 1997, fue consagrado como catedral.

Las dimensiones del templo son acordes a la pequeñez de la ciudad y del país en general. Es posible comparar el tamaño de esta catedral con algunas parroquias alemanas, suizas o austriacas.

En el interior de la Catedral de Vaduz se destaca un bello órgano, mientras que en el exterior sobresale su jardín cubierto de flores.

Schloss Vaduz

La residencia oficial del Príncipe de Liechtenstein se encuentra en Schloss Vaduz o Castillo de Vaduz. Este edificio situado sobre una colina ofrece una vista panorámica de la capital.

Su construcción se inició en el siglo XII y, con el tiempo, sufrió diversos daños y remodelaciones. La Casa Liechtenstein adquirió el castillo en 1712 y, desde 1938, lo utiliza como residencia oficial.

El Schloss Vaduz fue restaurado entre 1905 y 1920, durante el reinado del Príncipe Juan II. El Príncipe Francisco José II se encargó de expandir el castillo con nuevas construcciones en la década de 1930.

Schloss Vaduz es un símbolo de la ciudad ya que, gracias a su ubicación, es visible desde cualquier punto. Lamentablemente, el ingreso al edificio no está permitido a los turistas, quienes, de todas formas, aprovechan para fotografiar el castillo que está rodeado de un marco imponente.

Actividades y atractivos turísticos

Liechtenstein es uno de los países más pequeños del mundo: se encuentra en el puesto 123º en términos de superficie. No tiene salida al mar, al igual que sus vecinos (Suiza y Austria), lo que limita sus posibilidades de desarrollo turístico.

El territorio liechtensteiniano es montañoso, aunque también cuenta con tierras aptas para el cultivo y superficies boscosas. Las condiciones climáticas permiten que la nación cuente con varios centros de esquí que permiten la práctica de todo tipo de deportes invernales. Malbun, ubicado en medio de los Alpes a 1.600 metros sobre el nivel del mar, es el principal resort de invierno en el país.

En el Galina Falcon Center, situado en Triesenberg, los turistas pueden interactuar con águilas, halcones, búhos y otras especies de ave. Este centro recreativo también ofrece la chance de practicar arquería.

Recorrer los viñedos de Liechtenstein y degustar algunos de los vinos típicos es otra actividad que seduce a muchos visitantes.

Bosques

Cerca de una quinta parte del territorio nacional está cubierta por bosques. En el resto se destacan los terrenos fértiles para el cultivo y los pastos para el ganado, ya que no existen grandes ciudades en el país. El bioma que domina la superficie de Liechtenstein es el bosque templado de coníferas, más precisamente la ecorregión del bosque de los Alpes. Esta superficie boscosa se destaca por su alta biodiversidad, con más de 4.500 especies de plantas (400 de ellas son endémicas), 200 especies de aves y 80 especies de mamíferos. El turismo de invierno, sin embargo, amenaza a la diversidad y al entorno natural.

Montañas

Este país europeo se desarrolla en los Alpes, una situación que le confiere un relieve montañoso en toda su superficie. Su punto más bajo (Ruggeller Riet), de hecho, está por encima de los 430 metros sobre el nivel del mar. El pico más alto de la nación es Grauspitz, una cumbre que forma parte de una montaña conocida como Drei Schwestern (“Las tres hermanas”) y que alcanza una altura de 2.599 metros. El montañismo atrae a numerosos visitantes que desean escalar las montañas liechtensteinianas. En la temporada invernal, por supuesto, sobresale el esquí y el snowboard, mientras que, en verano, es el momento del senderismo.

Ríos y lagos

El río Rin es el más importante de Liechtenstein y establece la frontera oeste del país. Esta es la vía fluvial más utilizada en la Unión Europea, aunque el río no es navegable en toda su extensión. Otro río destacado es el Samina, cuyos rápidos son un atractivo turístico para la práctica de rafting y también son aprovechados para la generación de energía hidroeléctrica. El lago Grampiner Seele, ubicado a 435 metros sobre el nivel del mar, está rodeado de bosques y es protegido por el gobierno desde 1961. Otro lago interesante, en este caso artificial, es Stegersee (ideal para pescadores).

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba