Turismo

Viajes a Benín

La República de Benín es un país que, en 1960, dejó de ser una colonia francesa para convertirse en la República de Dahomey. Su actual nombre llegaría en 1975 inspirado en la Bahía de Benín, en cuya costa se localiza esta nación de África Occidental que limita con Togo, Burkina Faso, Nigeria y Níger.

Benín está compuesto por doce provincias que, a su vez, se dividen en 77 comunas. Su capital oficial es Porto-Novo, pero su ciudad más poblada y sede de gobierno es Cotonú, la capital económica de la república.

En este territorio de clima cálido y húmedo, la economía es subdesarrollada y depende de la agricultura de subsistencia, la producción de algodón y el intercambio regional. Allí, los viajeros pueden encontrar paisajes atractivos, así como también numerosos sitios que permiten descubrir el pasado, la cultura y las características del pueblo beninés.

Los Palacios Reales de Abomey (conjunto al que la UNESCO ha declarado Patrimonio de la Humanidad), la Catedral de Cotonú, el Museo Etnográfico Alexandre Sènou Adandé, la Basílica de la Inmaculada Concepción y el Parque Nacional Pendjari son algunos de los lugares más interesantes que el turista puede conocer en su recorrido por la República de Benín.

Bandera, mapa y datos generales

Nombre Oficial: República de Benín Capital: Porto-Novo Superficie: 112.620 Km2 Población Total: 7.649.360 habitantes Ciudad con mayor cantidad de habitantes: Cotonú Densidad de Población: 60 hab./Km2 Idioma Oficial: Francés Tipo de Gobierno: República Democrática Presidencial PIB: US$ 8.534 millones Moneda: Franco CFA Prefijo telefónico: +229 Teléfonos Útiles:Policía: 117Bomberos: 118Urgencias médicas: 21 30 17 69

Clima

El clima de Benín es cálido y húmedo. En ese contexto tropical donde la temperatura media es de 30 grados centígrados, las precipitaciones se desarrollan en dos etapas: la primera de esas temporadas lluviosas comienza en abril y termina en julio, mientras que la segunda se extiende entre septiembre y noviembre.

Entre noviembre y abril, la mejor época para viajar a esta región donde prevalecen las sabanas y las zonas montañosas semiáridas sopla en el territorio beninés un viento seco que proviene del Sahara y genera que, en el norte, la temperatura alcance marcas cercanas a los 40 grados centígrados.

Principales Ciudades

Cotonú Pese a no ser la capital oficial, Cotonú es la mayor ciudad de Benín. Esta metrópoli, que se encuentra al sureste de la región y se destaca como un importante puerto, es tanto la sede de gobierno como la capital económica de la nación.

En idioma fon, el nombre de esta localidad que, a principios del siglo XIX se desarrollaba como una pequeña aldea pesquera, significa “la desembocadura del río de la muerte”.

A lo largo de su historia, la ciudad estuvo dominada por el Reino de Dahomey y fue ocupada por la Armada francesa. Una vez que el progreso llegó a la región y esta urbe comenzó a desarrollarse, el territorio ganó fama de ciudad-mercado ya que facilita el comercio con los estados africanos del interior, tales como Mali, Burkina Faso y Níger. Gracias al ferrocarril Benín-Níger, Cotonú está conectada con Parakou y, a través de un aeropuerto internacional ubicado en su superficie, consigue unir al área con Francia y con otras localidades del país. Por carretera, la urbe se conecta con las naciones vecinas.

En este sitio donde se produce cerveza, cemento, insumos textiles y aceite de palma y se exportan productos derivados del petróleo, la bauxita y el hierro, los viajeros pueden hallar numerosas alternativas para entretenerse y disfrutar del encanto de Cotonú. El Estadio de la Amistad, la Catedral, la Mezquita Central y el Mercado Dantokpa son algunos de los lugares más interesantes que se pueden encontrar en ella. Porto-NovoLa metrópoli beninesa conocida como Porto-Novo no es la ciudad más importante del país pero, de todas formas, es la capital oficial de la nación. La región, que fue fundada durante la segunda mitad del siglo XVI por el rey Te-Agdanlin de Allada, es un puerto ubicado sobre la bahía homónima.

En esta localidad, el centro de un área agrícola donde se produce algodón, kapok y aceite de palma, se asentaron numerosos grupos afrobrasileños una vez que se abolió la esclavitud en Brasil. Debido a ello, la cultura de Porto-Novo (“Puerto Nuevo”) ha sido influenciada por la arquitectura y la gastronomía brasileña.

El Palacio del Rey Toffa, el Museo Etnográfico, la Gran Mezquita y el cercano Parque Nacional Pendjari son algunos de los sitios interesantes que pueden apreciarse a partir de un recorrido por esta zona que se caracteriza por ser la cuna del Adjogan, un estilo musical que tiene como instrumento principal al alounloun.

Abomey La ciudad de Abomey, un centro comercial y administrativo que forma parte de la región de Zhou, se encuentra a 110 kilómetros al norte de Cotonú.

En otros tiempos, esta ciudad que se encuentra protegida por un muro de arcilla supo ser capital del antiguo Reino de Dahomey y soportó la furia del último rey de la tribu fon, que terminó por incendiarla. Tiempo después, la administración francesa se hizo cargo de los daños y, además de reconstruir la ciudad, la unió a la costa mediante un ferrocarril.

Hoy en día, es posible contemplar en Abomey las características de una serie de edificios de tierra que fueron construidos por el pueblo fon entre mitad del siglo XVII y fines del siglo XIX. Por su valor histórico y cultural, este conjunto conocido como Palacios Reales de Abomey fue incluido por la UNESCO en el listado de Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Sitios de Interés

Portugueses, ingleses y holandeses fueron los primeros europeos en llegar a la costa de este país. Sin embargo, los franceses fueron los responsables del desarrollo de Benín, ya que la expansión de su colonia unió a los distintos reinos del pueblo fon con otras tribus del interior.

Un lugar interesante para descubrir la historia beninesa es Ouidah. Un fuerte portugués (construido en el siglo XVII) y el Museo de Historia son algunos de sus atractivos, aunque lo más sorprendente es la tradición del vudú. Se dice que en esta ciudad, repleta de mercados de fetiches, habría nacido esta práctica mística.

Pueblo Subterráneo de Agongointo-ZoungoudoA nueve kilómetros de distancia de Abomey, una construcción del siglo XVI descubierta recién en 1998 maravilla a todos aquellos que tienen el privilegio de conocerla. Se trata del pueblo subterráneo de Agongointo-Zoungoudo, desarrollado unos diez metros bajo tierra.

Los historiadores creen que este poblado era utilizado como residencia y protección frente a los agresores. Las viviendas y los bunkers habrían sido construidos durante el mandato del Rey Dakodonou, el segundo monarca de Dahomey y quien ejerció el poder entre 1620 y 1645.

El pueblo subterráneo de Agongointo-Zoungoudo fue propuesto para integrar el listado del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO ya que, de acuerdo a los impulsores de la iniciativa, representa una obra maestra de la creatividad humana, es un ejemplo magnífico de un tipo de construcción e ilustra un momento relevante de la historia de la humanidad. Parque Nacional Pendjari Leones, elefantes, hipopótamos, monos, antílopes, búfalos y una gran variedad de especies de aves conviven en el Parque Nacional Pendjari, un área de 2.755 kilómetros cuadrados que se desarrolla alrededor del río del mismo nombre.

Ubicado el noroeste de Benín, junto al Parque Nacional Arli de Burkina Faso, este parque está rodeado por las montañas Atakora, que ofrecen a quienes llegan hasta sus cumbres una increíble vista panorámica de la región.

La temperatura en el Parque Nacional Pendjari (creado en 1961) puede superar los 40ºC durante la temporada veraniega, un dato que deben tener en cuenta los visitantes, quienes pueden solicitar autorización a la administración local para acampar en esta reserva.

Los turistas que busquen mayor comodidad y no se sientan a gusto dentro de una tienda de campaña, pueden optar por alojarse en el pequeño hotel que funciona dentro del Parque Nacional Pendjari.

Catedral de Cotonú

La Catedral de Cotonú, también conocida como Catedral de Nuestra Señora de los Apóstoles o Notre Dame des Apotres, es el principal templo católico de la capital de Benín. Situada cerca del puente Ancien Pont, en el cruce de las avenidas Steinmetz y Clozel, la catedral es la sede de la Arquidiócesis Católica Romana de Cotonú, cuyos orígenes se remontan a 1883.

La Catedral de Cotonú tiene un estilo arquitectónico único en el mundo. El edificio está decorado con baldosas rosas y blancas, a modo de líneas horizontales. En el lado izquierdo del edificio principal, sobresale su torre.

Pese a que la mayor parte de la población beninesa es animista, está catedral cumple con una importante función para los fieles católicos (que supone cerca del 20% de la población total de la nación). Cotonú también presenta varias mezquitas, mostrando la diversidad religiosa de la ciudad.

Actividades y Atractivos turísticos

Benín no se encuentra dentro de los cien países más extensos del mundo. Su superficie, de todas formas, ofrece una interesante variedad de atractivos, desde selvas hasta montañas, pasando por sabanas, ríos y playas sobre el océano Atlántico.

La mayor parte de la población vive en las llanuras costeras del sur, donde se encuentra las principales ciudades del país. Los turistas que prefieran recorrer el norte beninés, en cambio, disfrutarán de un paisaje más salvaje, con regiones selváticas, sabanas y zonas montañosas.

El lago Ahémé, en las cercanías de Lokossa, es un gran atractivo turístico. Es posible observar cómo los pescadores utilizan embarcaciones tradicionales para realizar su trabajo de forma artesanal. Cerca de allí, en Possotomé, se encuentran unas interesantes fuentes termales.

En el sur de esta nación africana, los visitantes se sorprenden con los grupos de casas flotantes en lagos y estuarios, que constituyen pequeñas ciudades al estilo de Venecia, como Ganvié.

Selvas

El mosaico de selva y sabana de Guinea se desarrolla en el sur beninés. El sureste, en cambio, es el territorio de la selva de tierras bajas de Nigeria, una ecorregión de selva húmeda donde habitan los elefantes y los chimpancés. En el centro y norte de la nación, la sabana sudanesa occidental domina el paisaje con sus grandes árboles. En las montañas del noroeste, por último, se destaca la selva guineana oriental, donde vive una gran cantidad de especies de primates y de aves. En definitiva, los turistas encontrarán áreas selváticas en casi cualquier región de Benín, lo que resulta una invitación a los safaris y al avistaje de animales.

Montañas

Las principales elevaciones del país se hallan en la región norte. No se trata de grandes montañas, sino de montes y colinas que aportan ondulaciones al terreno. El pico más alto del país es el monte Sokbaro, que alcanza una altitud de 658 metros y se encuentra en el límite con Togo. Este monte ofrece una hermosa vista panorámica del Parque Nacional Pendjari con sus elefantes, hipopótamos, leones y búfalos. El monte Sokbaro forma parte de la cadena de las montañas Atakora, que albergan al Parque Nacional W. Las montañas beninesas se destacan, en general, por presentar una densa y variada vegetación.

Playas

El golfo de Benín, también mencionado como bahía o ensenada, se encuentra junto al océano Atlántico. La costa beninesa cuenta con 120 kilómetros de playas arenosas y rodeadas por palmeras. En Cotonú, las playas tienen la ventaja de contar con una buena infraestructura, aunque los niveles de contaminación son más elevados que en el resto del país. Quienes busquen playas vírgenes y con escasa influencia de la mano del hombre, deberán viajar hasta Grand Popo (que presenta una reserva para la protección de tortugas marinas) u Ouidah. En varias de estos balnearios hay monumentos y museos que recuerdan la tragedia de los benineses traficados como esclavos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba