Turismo

Viajes a Bruselas

Además de ser la capital de Bélgica, la ciudad de Bruselas es la principal sede administrativa de la Unión Europea (UE) y la capital de las regiones de Bruselas-Capital y Flamenca.

Dentro de su superficie se pueden distinguir tres sectores administrativos: el municipio compuesto por su centro histórico, la ya mencionada región de Bruselas-Capital y el distrito homónimo.

En esta metrópoli donde se habla francés y neerlandés hay una interesante diversidad arquitectónica y existen numerosos monumentos y museos destacados. Si uno opta por viajar a Bélgica y quiere salir de paseo por la capital de la nación, no debe dejar de visitar sitios como el Teatro Real de la Moneda, el edificio medieval del Ayuntamiento, la Basílica del Sagrado Corazón, la antigua Casa Tassel, los Museos Reales de Bellas Artes, la Catedral de San Miguel y Santa Gúdula, el Castillo Real de Laeken y el Palacio Stoclet, por citar sólo algunos. Si todavía queda tiempo, una buena idea es apreciar las características de la fuente conocida como Manneken Pis y el Monumento al Trabajo elaborado por el pintor y escultor Constantin Meunier.

Bandera, mapa, datos generales

Nombre oficial: Ciudad de Bruselas País: Bélgica Superficie: 32,61 Km2 Población Total: 145.917 habitantes Densidad de Población: 4.475 hab./Km2 Moneda: Euro Prefijo telefónico: 02

Clima

Según sea la época elegida para llegar a Bruselas, la ciudad sorprende con diferentes condiciones climáticas. En un marco marítimo templado que provoca altos niveles de humedad y cielos preferentemente grises, la región ofrece entre mayo y septiembre la posibilidad de disfrutar un clima cálido (siendo julio y agosto los meses más calurosos, con temperaturas que superan los 22 grados centígrados), mientras que para noviembre y marzo está reservada la nieve y los días fríos y lluviosos en los cuales las marcas térmicas no suelen superar los 4 grados centígrados.

Principales Comunas

Anderlecht

Una de las tantas comunas que forman parte de la Región de Bruselas-Capital es Anderlecht, un territorio de 17,74 kilómetros cuadrados de extensión donde viven cerca de 96 mil personas.

Además de limitar con la Ciudad de Bruselas, este municipio que, según algunos datos históricos, ha estado habitado desde la Edad de Piedra, está rodeado por las áreas de Dilbeek, Forest, Molenbeek-Sain-Jean, Sint-Pieters-Leeuw y Saint-Gilles.

El lugar que durante el siglo XIX adquirió trascendencia gracias al crecimiento urbano e industrial de Bruselas comenzó a ser conocido como Anderlecht en 1047, pero recién en 1981, cuando se estableció la regionalización de Bélgica, se transformó en comuna de la Región de Bruselas-Capital.

Con el tiempo, el distrito progresó, alcanzó fama internacional gracias al prestigio alcanzado por equipos como el Royal Sporting Club Anderlecht (de fútbol) y el Royal Sporting Club Anderlechtois (de rugby) y empezó a recibir la visita de turistas extranjeros.

Hoy en día, quienes llegan de paseo hasta esta jurisdicción pueden sorprenderse con un bello entorno donde hay espacio para la riqueza arquitectónica, histórica y cultural. El Museo de China y el Museo Bruselense de la Cerveza son dos de los lugares que vale la pena descubrir al arribar a Anderlecht.IxellesEntre las 19 comunas que integran la Región de Bruselas-Capital está Ixelles, un municipio situado al sur de la ciudad al cual la Avenida Louise divide en dos desde que se construyó en 1847.

De acuerdo con registros históricos, el origen de este territorio data de 1196, año en el cual un monje Benedictino fundó la Abadía de La Cambre en cercanías del Bosque de Soignes. Si bien los enfrentamientos bélicos y el accionar de los españoles modificaron la apariencia original de la zona, el espíritu de Ixelles se mantuvo en la ciudad que surgió en el sitio que, hasta ese entonces, conformaba una pequeña aldea.

En agosto de 1914, esta jurisdicción se convirtió en testigo del nacimiento de Julio Cortázar, uno de los escritores más destacados de las letras argentinas. En mayo de 2005, en la Comuna de Ixelles y frente a su casa natal, el autor fue honrado con un busto de bronce que realizó el artista Edmund Valladares.

El Cementerio de Ixelles (donde se encuentran los restos de algunas de las personalidades más importantes del país), el Museo de Ixelles y el Parque de los Estanques son algunos de los sitios más atractivos que se encuentran en este pintoresco municipio que seduce a los visitantes con numerosas propuestas culturales y opciones que invitan a disfrutar la vida nocturna.

Sitios de interés

La capital belga es también la capital europea. Su tradicional neutralidad en los conflictos regionales y su privilegiada ubicación geográfica ha permitido que Bruselas albergue los principales organismos de la Unión Europea desde sus inicios.

La zona donde se hallan las principales instituciones europeas se conoce como el Barrio Europeo. Allí se destaca la Plaza Robert Schuman (creada en homenaje a uno de los padres de la UE), la sede la Comisión Europea (en el edificio Berlaymont), el Parlamento Europeo y el Consejo de la UE.

El arquitecto francés Christian de Portzamparc será el encargado de crear una nueva estructura urbanística para el Barrio Europeo, con más zonas verdes y un tranvía que recorrerá la zona. Se espera que el proyecto esté terminado recién en 2025.Catedral de San Miguel y Santa Gúdula de BruselasLa Catedral de San Miguel y Santa Gúdula, también conocida como Catedral de Bruselas, se construyó entre 1226 y 1500. Se trata de un edificio de estilo gótico que se sitúa en las cercanías de la Estación Central.

La fachada occidental cuenta con tres pórticos y dos torres (posiblemente diseñadas por Jan van Ruysbroeck) que alcanzan una altura de 65 metros. La nave, por su parte, se sostiene en tres arbotantes y presenta en su interior estatuas de los doce apóstoles.

Un coro con tres niveles, dieciséis capillas laterales y un tesoro con obras de arte religioso (entre las que se destacan una cruz anglosajona del año 1000) son otros de los atractivos de la Catedral de San Miguel y Santa Gúdula.

Los visitantes pueden acceder al templo durante los siete días de la semana, aunque con distintas limitaciones de horario. La catedral dispone de una tienda de regalos que ofrece diversos productos.

Grand Place

La plaza central de Bruselas se conoce como Grand Place o Grote Markt. Forma parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO y fue considerada por Víctor Hugo como una de las plazas más bellas del planeta.

Grand Place está rodeada por la Casa del Rey, el Ayuntamiento de Bruselas y otras construcciones de importancia. A lo largo de su historia fue sede de diversos acontecimientos históricos y suele ser el punto de reunión para la celebración de distintos eventos.

La instalación de un mercado en esta zona en el siglo XI fue el comienzo del desarrollo comercial de Bruselas. El Ayuntamiento fue construido entre 1402 y 1455 y, en la actualidad, es el único legado arquitectónico de la plaza medieval.

La Casa del Rey, por su parte, nació como un edificio de madera para la venta de pan. En el siglo XV se convirtió en una estructura de piedra para albergar el despacho del recaudador general del Señorío de Brabante. Remodelado en 1985, el edificio es actualmente la sede del Museo de la Ciudad de Bruselas.

Museos Reales de Bellas Artes de Bélgica

El centro de Bruselas, a escasa distancia del Palacio de Justicia, es el sitio donde se encuentran los Museos Reales de Bellas Artes de Bélgica. La entidad alberga cuatro museos: el Museo de Arte Antiguo, el Museo de Arte Moderno (ambos se sitúan en el mismo edificio), el Museo Constantin Meunier y el Museo Antoine Wiertz.

En conjunto, los museos reales contienen más de 20.000 obras (entre pinturas, esculturas y dibujos), desarrolladas entre comienzos del siglo XV y la actualidad.

En el caso del Museo de Arte Antiguo (creado en 1799), se especializa en la pintura flamenca y alberga obras de Peter Paul Rubens (quien cuenta con su propia sala), Anthony van Dyck, Rogier van der Weyden, Pieter Brueghel el Viejo y Jacob Jordaens, entre otros grandes artistas.

Los Museos Reales de Bellas Artes de Bélgica también organizan exposiciones temporales. Los turistas, por lo tanto, pueden consultar el cronograma para conocer cuáles son las propuestas.

Actividades y atractivos turísticos

Bruselas atesora diversos tesoros arquitectónicos. Casonas antiguas, palacios y edificios gubernamentales sorprenden con su belleza y pueden ser descubiertos por los visitantes al caminar por las calles de la ciudad.

Uno de los símbolos máximos de Bruselas es el Manneken Pis, una pequeña estatua de bronce (50 centímetros) que se encuentra en el centro histórico. La figura de este niño orinando en el cuenco de una fuente representa, para muchos, el espíritu liberal de la capital belga.

A finales de la década de 1980, el escultor Denis-Adrien Debouvrie creó el contrapunto femenino del Manneken Pis: la Jeanneke Pis. Ambas estatuas, en definitiva, son elegidas por la mayoría de los turistas que recorren la ciudad para fotografiarse.

Otras de las postales más habituales de Bruselas es el Atomium, una estructura de 103 metros de altura formada por nueve esferas de acero. El Atomium fue creado para la Feria Mundial de 1958 por el arquitecto André Waterkeyn y restaurado en 2006.

Espacios verdes

Cerca de 8.000 hectáreas de espacios verdes convierten a Bruselas en una de las grandes ciudades europeas con mayor vegetación. Los parques, bosques y jardines seducen tanto a los habitantes locales como a los turistas que buscan lugares para el descanso y la recreación.

El Parque del Cincuentenario es el más grande la ciudad. Se llega a través de la Rue de Loi-Wetstraat y presenta en sus alrededores edificios muy destacados como el Rond-point Schuman, el Consilium y el Palacio del Cincuentenario, además de numerosos monumentos y estatuas en medio de las praderas y los árboles.

Otro parque interesante es Bois de la Cambre, que cuenta con un pequeño lago y una isla (la Isla de Robinson). Fue inaugurado en 1861 y pronto se constituyó como uno de los lugares predilectos de María Enriqueta de Austria para dar sus paseos.

El Maalbeekdaltuin o Jardín de Maalbeek es un pequeño espacio verde creado en 2001. En este caso, el lugar no sobresale por la abundancia de árboles o de vida natural, sino por tratarse de una conquista en la lucha contra la urbanización y el desarrollo urbano sin control. Este jardín nació en oposición a la construcción de nuevos edificios. En las afueras de la ciudad, el Bosque de Soignes sorprende con sus hayas y su microclima que alberga una amplia variedad de especies animales, entre mamíferos, reptiles y aves. Los turistas pueden elegir el hotel Dolce la Hulpe, que se encuentra rodeado de 72 hectáreas de vegetación.

Las opciones para disfrutar del entorno natural, por lo tanto, son múltiples. Es cuestión de elegir un parque cercano al hotel o al lugar de residencia y aprovechar, si las condiciones climáticas lo permiten, del descanso al aire libre o de las actividades deportivas. Bruselas cuenta con múltiples espacios para olvidarse de la ajetreada vida de las ciudades modernas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba