Noticias Jurídicas

Marco para la excelencia en la enseñanza y la gestión escolar en la Educación Básica




La Secretaría de Educación Pública pone a disposición de las maestras, maestros, personal de dirección y supervisión, y de las autoridades educativas estatales el Marco para la excelencia en la enseñanza y la gestión escolar en la Educación Básica. Perfiles profesionales, criterios e indicadores para docentes, técnicos docentes y personal con funciones de dirección y de supervisión. Ciclo Escolar 2020-2021, el cual tiene por objetivo presentar los perfiles, dominios, criterios e indicadores que son los referentes para los procesos de admisión, promoción, reconocimiento, formación y acompañamiento al personal antes señalado, conforme a lo establecido en la Ley General del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros (LGSCMM).

¡Qué no se te pase! 



Para la construcción de este documento, en el periodo de septiembre a diciembre de 2019, se recabó la opinión de diferentes actores educativos mediante tres mecanismos de consulta: valoración de las autoridades educativas estatales, encuesta en línea, y grupos de enfoque; en las dos últimas participaron maestras, maestros, técnicos docentes, directores, supervisores de zona escolar, jefes de enseñanza, asesores técnicos y asesores técnicos pedagógicos de diferentes entidades federativas, niveles y modalidades educativas, representando así la diversidad que caracteriza al Sistema Educativo Mexicano. Asimismo, la Comisión Nacional para la Mejora Continua de la Educación contribuyó con la revisión y envío de comentarios a la versión del Marco puesto a consideración de las autoridades educativas estatales.

Perfiles profesionales, criterios e indicadores para docentes, técnicos docentes y personal con funciones de dirección y de supervisión, 2020 – 2021

DESCARGAR:  

Este Marco es resultado de dicha consulta, así como de la colaboración de personal académico de la Subsecretaría de Educación Básica, quien contribuyó al diseño de los perfiles con base en los planteamientos de la Nueva Escuela Mexicana (NEM), de modo que estos refirieran a los rasgos que caracterizan las buenas prácticas de enseñanza y gestión escolar, y contribuyan efectivamente a la construcción de esta política educativa.



Entradas Relacionadas sobre el proceso 

El documento se organiza en los apartados siguientes: 1) Marco normativo, donde se indican los referentes legales en que se fundamentan los perfiles; 2) Principios, que aluden a los planteamientos académicos que sustentan su elaboración; 3) Propósitos, que señalan la intencionalidad de los perfiles; 4) Características, que señalan los rasgos que orientan su diseño; 5) Perfil docente y Perfil técnico docente, 6) Perfil directivo; y 7) Perfil del supervisor escolar.

Cada perfil está conformado por dos partes: la primera describe qué se espera del desempeño de cada figura, con la intención de mostrar una visión global de las buenas prácticas de este personal; la segunda parte contiene los dominios, criterios e indicado- res de cada figura señalada.



El Marco para la excelencia en la enseñanza y la gestión escolar en la Educación Básica, presenta perfiles únicos de la docencia,2 de la función directiva y de la supervisión escolar, en cualquier nivel, tipo de servicio o modalidad en Educación Básica, los cuales incluyen los saberes necesarios que las maestras y los maestros, los directivos y los supervisores despliegan en el ejercicio de su quehacer profesional para alcanzar una educación de excelencia.

Se espera que estos perfiles, dominios, criterios e indicadores representen lo más valioso de las funciones docente, técnico docente, directiva y de supervisión escolar, a la vez que den cuenta de un desempeño posible de llevar a cabo en las escuelas de Educación Básica en México, y de excelencia, dirigido al logro de los propósitos educativos con todos los alumnos en un marco de equidad, inclusión e interculturalidad.

Es importante aclarar que los perfiles de los asesores técnicos pedagógicos (ATP), asesores técnicos (AT) y tutores, serán diseñados posteriormente, conforme se aproximen los procesos de selección correspondientes y de acuerdo con el calendario establecido por la Secretaría. Asimismo, los perfiles de todas las figuras educativas serán revisados y ajustados en caso necesario, una vez que se cuente con el currículo diseñado en el marco de la Nueva Escuela Mexicana.

Marco normativo

 Los perfiles, dominios, criterios e indicadores correspondientes a maestros, técnicos docentes, directivos y supervisores escolares incluidos en este documento se basan en los preceptos normativos que se refieren a continuación:

El artículo 3º constitucional señala que toda persona tiene derecho a la educación y que el Estado impartirá y garantizará la Educación Básica, que se caracterizará por ser obligatoria, universal, inclusiva, pública, gratuita, laica, se basará en el respeto irrestricto a la dignidad de las personas, con un enfoque de derechos humanos y de igualdad sustantiva; tenderá a desarrollar armónicamente todas las facultades del ser humano; fomentará en él el amor a la Patria, el respeto a todos los derechos, las libertades, la cultura de paz y la conciencia de la solidaridad internacional, en la independencia y en la justicia,      y promoverá la honestidad, los valores y la mejora continua del proceso de enseñanza y aprendizaje.

Establece también que las maestras y los maestros son agentes fundamentales del proceso educativo y, por tanto, se reconoce su contribución a la transformación social del país.

Dicho mandato constitucional se amplía en el artículo 5° de la Ley General de Educación en los términos siguientes: “Toda persona tiene derecho a la educación, el cual es un medio para adquirir, actualizar, completar y ampliar sus conocimientos, capacidades, habilidades y aptitudes que le permitan alcanzar su desarrollo personal y profesional; como consecuencia de ello, contribuir a su bienestar, a la transformación y el mejoramiento de la sociedad de la que forma parte”.

Asimismo, el artículo 93 del citado ordenamiento jurídico establece que: “Para ejercer la docencia en instituciones establecidas por el Estado en educación básica y media superior, las promociones en la función y en el servicio, así como para el otorgamiento de reconocimientos, se estará a lo dispuesto por Ley General del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros”.

Por su parte, la LGSCMM, en su artículo 13, establece que: “Las funciones docentes, de técnicos docentes, de asesoría técnica pedagógica, de dirección o supervisión de la educación básica […] impartida por el Estado […] deberán orientarse a lograr el máximo aprendizaje y desarrollo integral del educando, conforme a los objetivos que determine  el Sistema Educativo Nacional”. Asimismo, “Quienes desempeñen dichas tareas deberán reunir las cualidades personales y competencias profesionales conforme a los criterios e indicadores que determine la Secretaría, para asegurar que cuenten con los conocimientos, aptitudes, actitudes y capacidades que correspondan a los distintos contextos sociales y culturales”.

Además, la LGSCMM señala que corresponde a la Federación la rectoría del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros y, en coordinación con las entidades federativas, su implementación, para lo cual, corresponde a la Secretaría, entre otras, las atribuciones siguientes: definir los procesos de selección para la admisión, promoción y reconocimiento; emitir las disposiciones bajo las que se desarrollarán los procesos de selección para la admisión, promoción y reconocimiento, los cuales tomarán en cuenta los contextos regionales del servicio educativo y considerarán la valoración de los conocimientos, aptitudes y experiencia de las maestras y los maestros; determinar los criterios e indicadores a partir de los cuales se realizarán los procesos de selección para la admisión, promoción y reconocimiento en el Sistema, para los diferentes tipos de entornos; y establecer los perfiles profesionales, el proceso de valoración de las habilidades socioemocionales y los requisitos mínimos que deberán cumplirse para la admisión, promoción y reconocimiento en el Sistema, según el cargo de que se trate. Para tales efectos, la Secretaría deberá considerar las propuestas que en su caso reciba de las autoridades educativas de las entidades federativas (LGSCMM, artículo 14, fracciones IV, V, VII y X, respectivamente).

De manera adicional, el artículo 7º, fracción X de la citada Ley, precisa que el perfil profesional es el “conjunto de características, requisitos, cualidades o aptitudes que deberá tener el aspirante a desempeñar un puesto o función descrito específicamente”, y la fracción IV del mismo artículo señala que los criterios e indicadores son:

Las herramientas normativas que establecen lo que deben saber y ser capaces  de hacer las maestras y los maestros para favorecer el aprendizaje y bienestar  de los educandos. Se organizan en dominios y definen los referentes específicos de carácter cualitativo y cuantitativo para valorar la práctica profesional. Su formulación, uso y desarrollo permite a los docentes compartir significados, guiar su práctica y orientar los procesos de formación docente.

Principios

Además de los preceptos legales de la educación, el diseño de los perfiles, dominios, criterios e indicadores está orientado por una visión humanista sobre la labor profesional de las maestras y los maestros de educación básica, que se concreta en un conjunto de principios que se mencionan enseguida.

Se considera que las maestras y los maestros, los técnicos docentes, el personal con funciones de dirección y de supervisión:

  • Son personas que desarrollan una actividad profesional clave para el desarrollo de los individuos y de la Su quehacer contribuye a garantizar el derecho a la educación de excelencia de las niñas, los niños y adolescentes. La sociedad requiere reconocer y valorar su trabajo, pues cuentan con competencias profesionales y con capacidad de inspirar a otros para actuar en la transformación social del país.
  • Son servidores públicos conscientes de su responsabilidad social y educativa que buscan asegurar la igualdad de oportunidades educativas y la equidad como una condición de justicia social.
  • Se les reconoce como personas con principios y valores, que son puntos de partida para las decisiones que toman cotidianamente en el trabajo con los alumnos y la gestión de la escuela, a fin de generar ambientes de aprendizaje basados en el respeto, la equidad, inclusión, interculturalidad y justicia.
  • Ponen en el centro de su actuación el interés superior de las niñas, los niños, y los adolescentes; reconocen que estos son personas integrales con características personales, sociales, culturales y lingüísticas, ritmos de aprendizaje, condiciones de salud y familiares; que cuentan con saberes, experiencias de vida, talentos y potencialidades, que aportan diversidad al aula y a la escuela que debe ser retomada para la formación integral y de excelencia.
  • Cuentan con saberes obtenidos en su formación inicial y continua, y con la experiencia que le brinda enfrentar los retos de su labor docente, directiva o de supervisión escolar; con capacidad para aprender de manera permanente en la práctica, interactuar con los alumnos, sus colegas y la comunidad, en su crecimiento profesional, al realizar estudios académicos y participar en procesos de formación, actualización y capacitación para el mejor ejercicio de su función.
  • Ejercen su labor en una variedad de contextos sociales, culturales, lingüísticos y educativos; los colectivos docentes de los que forman parte, los alumnos y sus familias, reflejan la diversidad que caracteriza las regiones del país, y por ello, son personas que reconocen la composición pluricultural de la nación mexicana y aprecian los aportes de las diferentes culturas a la humanidad.

Son agentes clave de una comunidad que se organiza y participa para favorecer el máximo logro de aprendizaje de todas las niñas, los niños y adolescentes, por lo que asumen en su actuar profesional, principios y valores democráticos como el diálogo, la participación y la toma de decisiones que contribuyan al bien común.

Adicionalmente, en estos perfiles se considera que:

  • Las maestras y los maestros requieren la colaboración y corresponsabilidad de la sociedad y las familias de los alumnos para lograr que estos alcancen los propósitos de la Educación Básica.
  • Las autoridades educativas, en sus respectivos ámbitos y en el marco de sus atribuciones, deben realizar acciones para garantizar condiciones en las escuelas, a fin de que las maestras y los maestros potencien las oportunidades de aprendizaje de todos los alumnos, especialmente de aquellos que viven en zonas de mayor vulnerabilidad. Estas acciones deben  considerar,  entre  otras:  la  suficiencia  de maestras y maestros competentes, las condiciones de infraestructura indispensables para la enseñanza, el apoyo de especialistas para la atención de condiciones o necesidades específicas de los alumnos.
  • A la par, se requiere transformar una cultura escolar, modificar actitudes, formas de hacer y prácticas arraigadas que dificultan el ejercicio de la labor educativa, a   fin de que el colectivo docente privilegie el trabajo y tiempo escolar en el logro del aprendizaje de todos los alumnos.

Propósitos

Los perfiles, dominios, criterios e indicadores tienen los propósitos siguientes:

  • Ser un marco común que contribuya a generar una visión compartida sobre lo que deben saber, ser capaces de hacer y saber ser los maestros, técnicos docentes, directivos y supervisores escolares.
  • Ofrecer un marco que ayude a estas figuras a analizar y reflexionar sobre su práctica educativa, considerando el contexto en el que esta se desarrolla.
  • Favorecer la comunicación, vinculación, diálogo y trabajo colaborativo al interior de las escuelas y en las supervisiones escolares, así como entre los diferentes ni- veles educativos, dependencias y quienes tienen la responsabilidad de tomar decisiones orientadas a mejorar las prácticas
  • Explicitar hacia dónde dirigir el perfeccionamiento de los saberes profesionales de estos actores para lograr los propósitos de la Educación Básica, en cada uno de los niveles que la componen.
  • Ser un insumo para que la sociedad conozca y comprenda la tarea de los maestros, técnicos docentes, directivos y supervisores escolares.
  • Orientar procesos relacionados con su función, como: el trabajo que realizan con la comunidad escolar, la tutoría y la asesoría, así como el diseño de materiales y recursos dirigidos a estas figuras educativas, entre otros.
  • Ser referente de los procesos de admisión, promoción, reconocimiento y formación de las maestras y los maestros, técnicos docentes, directivos y supervisores escolares.

Características

 El diseño técnico de los perfiles, dominios, criterios e indicadores se orienta por las características siguientes:

  1. Considerar los planteamientos de la Nueva Escuela Mexicana y las modificaciones en materia de política educativa dirigidas a la mejora Esto refiere a incluir en los perfiles elementos orientados a apoyar el trabajo que se realiza con los alumnos, de modo que cada perfil contribuya al cambio y al perfeccionamiento de las prácticas educativas. Implica además, partir del supuesto de que todas las maestras y los maestros, técnicos docentes, directivos y supervisores escolares del país cuentan con saberes que deben ser valorados, reconocidos y potenciados.
  2. Conformar un marco conceptual, pedagógico y organizativo, que sea congruente y articulado, esto es, que cada perfil en su conjunto dé cuenta de ideas más relevantes y acordes con la función a la que refiere, con vínculos entre sí y sin repeticiones ni diferentes niveles de profundidad y que muestren los planteamientos educativos que se desean fomentar. Al igual que se evite el uso de expresiones, nociones o ideas sin una claridad conceptual suficiente.
  3. Ser congruente con el trabajo que se realiza en la escuela, como colectivo y comunidad escolar, y en la zona En conjunto, los dominios, criterios e indicado- res de maestras, maestros, técnicos docentes, directivos, supervisores, así como de asesores técnicos pedagógicos, asesores técnicos y tutores, deben dar cuenta del trabajo que se pretende realizar en la Nueva Escuela Mexicana para lograr el aprendizaje y favorecer el desarrollo integral de los alumnos en un marco de excelencia, equidad, inclusión e interculturalidad, por lo que el diseño de los perfiles toma en cuenta la manera en que las diferentes figuras educativas participan en la atención de los alumnos, contribuyen al aprendizaje y formación integral de niñas, niños y adolescentes.

Entradas Relacionadas 

Para obtener más información, descarga el documento en PDF.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba