México

Denuncias contra líder del sindicato de trabajadores petroleros de la República Mexicana

Una de las principales banderas o acciones del actual gobierno federal que preside Andrés Manuel López Obrador es su combate para erradicar o por menos controlar la corrupción a cualquier nivel del gobierno federal y el sector energético no es la excepción, máxime si el otro gran programa es el rescate de la soberanía energética, es decir, el rescate de PEMEX y Comisión Federal de Electricidad.

Como siempre se ha sabido el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana ha sido poderoso para controlar a los trabajadores que laborar en la paraestatal y durante muchos años sirvió para sostener al sistema político mexicano. Ejemplo de ello fueron los desvíos millonarios de PEMEX vía el sindicato a la campaña presidencial de Francisco Labastida Ochoa, acción que dio origen al PEMEXGATE.

Durante muchos años Carlos Romero Deschamps ha sido el líder del sindicato, él ha sido acusado de llevar una vida de lujos y exceso a costa del erario petrolero y de las cuotas sindicales. Actualmente el líder se vio en la necesidad de dejar la Secretaría General del Sindicato debido a las múltiples acusaciones que pesan en su contra, aunque con una buena pensión.

Romero Deschamps desplazo al legendario y también corrupto líder sindical petrolero Joaquín Hernández Galicia alias “la quina”

Durante su habitual conferencia mañanera el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador informó que existen 2 demandas en la Fiscalía General de la República, propuestas por la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, esto por depósitos de 300,000,000 de pesos.

La información otorgada por las denuncias fue la respuesta a una periodista de contralínea sobre la presunta fortuna ilegal de Deschamps por haber realizado depósitos de 115 millones de pesos en bancos de Estados Unidos y en México, por evasión de impuestos y otras acciones delictivas.

Después de informar que efectivamente existen dos denuncias contra el exlíder petrolero, AMLO aprovechó la ocasión para pregonar que se sigue combatiendo el robo de combustible con la ayuda de las secretarías de la Defensa Nacional, de Marina, la Guardia Nacional y otras instancias. AMLO también dijo que no solo se le robaba a PEMEX mediante el robo de combustible en ductos, sino que también se extraían pipas de forma ilegal por eso se investiga y se vigila el manejo de las refinerías.

En otro tema relacionado con el combate o control a la corrupción gubernamental, otra periodista cuestionó al presidente acerca de la conducta del Subsecretario de Infraestructura de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes Cedric Iván Escalante Sauri ya que posiblemente tenga conflicto de interés por ser propietario de empresas que tienen contratos con la secretaría de la cuál es parte. La interlocutora puso como ejemplo que una empresa suya constructores Escalante obtuvo un contrato millonario con la SCT.

La periodista increpó al presidente mediante la siguiente frase: “usted ha comentado que a veces se hacen cosas que parecen ilegales, pero que son muy inmorales”. El titular del Poder Ejecutivo Federal contestó que el Arquitecto Escalante es un buen profesional y no cree que en ese caso exista un conflicto de interés, pero que de todas maneras lo van a investigar.

Aunque AMLO dejó en claro que lo denunciado en las conferencias mañaneras no deben convertirse en linchamiento, que se presenten pruebas y que también se realicen esas denuncias formalmente ante las instancias que correspondan.

Más adelante informó que él mismo ha dado la orden de que inmediatamente que se detecta algo ilegal se denuncie, sin hacer falta de que le informen para no encubrir o ser cómplice de nadie.  Posteriormente aclaró que los secretarios que más le informan de ese tipo de cosas son los secretarios de Marina y de Defensa.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba