Deportes

Vientre plano puedes hacerlo con estos ejercicios

Vientre plano puedes hacerlo con estos ejercicios

Es más fácil lograr un abdomen plano si incorporas los ejercicios adecuados a tu vida diaria. Sin embargo, si quieres conservarlo de forma permanente, también debes prestar atención a tu dieta. Porque los alimentos adecuados también aseguran un vientre plano. Aquí puede averiguar qué ejercicios y qué alimentos son especialmente adecuados.

Un vientre plano con los correspondientes ejercicios diarios.

Puedes entrenar un vientre plano con ejercicios específicos y potenciarlo con suficientes movimientos en la vida diaria. Ambos deben realizarse con regularidad para lograr un éxito duradero.

  • Andar en bicicleta en el aire es un ejercicio que quemará la grasa del vientre y desarrollará los abdominales. Es mejor acostarse boca arriba en el suelo. Deje que sus brazos reposen junto a su cuerpo y también descanse la cabeza de manera relajada.
  • Ahora levante las piernas y monte su bicicleta en el aire. Balancee las piernas alternativamente hacia el lado izquierdo y derecho para activar los músculos abdominales laterales.
  • Este ejercicio solo puedes hacerlo durante unos minutos al principio y aumentar de forma continua. Por ejemplo, comience con 2 minutos y aumente su carga de trabajo en otros 2 minutos cada 3 días hasta que haya alcanzado la duración de entrenamiento deseada.
  • Otro ejercicio para un vientre plano también comienza en la posición supina . Coloque las piernas dobladas en el suelo y coloque las manos en la parte posterior de la cabeza de modo que los codos apunten hacia afuera.
  • Si tiene problemas para mantener las piernas en el aire, también puede usar una silla o una pelota de ejercicios para ayudarlo a hacer el ejercicio.
  • Ahora levante con cuidado la cabeza y la parte superior del cuerpo unos centímetros y bájelos hasta justo por encima del suelo. Ahora repita este movimiento de balanceo suave de 10 a 20 veces antes de volver a poner la parte superior del cuerpo y la cabeza en el suelo.
  • Tome un breve descanso y repita los movimientos suaves durante 2 pasadas más. Este ejercicio se enfoca en las capas más profundas de los músculos abdominales, lo que permite un éxito más duradero.
  • Para el próximo ejercicio, acuéstese en el suelo y estire los brazos a los lados. Levanta las piernas en el aire en ángulo recto.
  • Ahora gire lentamente la cabeza hacia la derecha en el suelo mientras baja lentamente las piernas hacia la izquierda. Justo antes de golpear el suelo con las piernas, levántelas de nuevo y déjelas vagar lentamente hacia la derecha. Mientras lo hace, gire lentamente la cabeza hacia la izquierda.
  • Este ejercicio no solo es relajante, sino que también activa los músculos laterales del abdomen. Haga esto durante unos 5 minutos, luego lleve las piernas y la cabeza a la posición inicial. Acuéstese relajado en el suelo por un momento antes de comenzar su vida diaria nuevamente.
  • Aquellos que tienen más experiencia también pueden mover la «bicicleta» hacia el techo y levantar sus nalgas en el aire con ellos

Entrena un estómago plano en la vida cotidiana.

Para un estómago plano, también puede usar ayudas o hacer ejercicio en la vida cotidiana. Por ejemplo, el ciclismo es muy bueno. Así que usa la bicicleta con la mayor frecuencia posible.

  • Subir escaleras también ayuda a tener un estómago plano, ya que los movimientos en las escaleras queman la grasa del vientre y activan los músculos.
  • Si tiene un hula hoop, puede usarlo para trabajar su estómago de manera efectiva. Los movimientos circulares activan todos los músculos centrales y el estómago casi se derrite por sí solo.
  • Cualquiera que tenga un columpio en el jardín y no exceda el peso permitido no debe perder la oportunidad de hacer entrenamiento abdominal. Siéntese en el columpio y balancee las piernas hacia adelante y hacia atrás para ganar velocidad. Dado que también mueve la parte superior del cuerpo, su estómago se ejercita.
  • Saltar en un trampolín, por ejemplo, también es ideal para un estómago plano . No solo quemas mucha grasa, sino que también te diviertes.
  • Lo mismo ocurre con la risa, por cierto, porque la risa es divertida y activa todos los músculos de nuestro cuerpo. No existe una manera más agradable o más fácil de entrenar un estómago plano. Si no es tan fácil reír más en la vida cotidiana, el yoga de la risa es un buen método para entrenar todo el cuerpo

La comida adecuada para un estómago plano

Si desea tener un estómago plano sin esfuerzo, debe utilizar principalmente alimentos naturales. El cuerpo utiliza principalmente alimentos fabricados industrialmente, ya que no puede descomponerlos y utilizarlos fácilmente y, por lo tanto, los almacena.

  • Los alimentos ricos en agua son especialmente adecuados. Estos incluyen, por ejemplo, melones, cítricos, manzanas o tomates. No solo son particularmente ricos en minerales, sino que también garantizan que el cuerpo se pueda limpiar y enjuagar bien.
  • Las enzimas especiales también aseguran un estómago plano, por ejemplo, cuando las proteínas en el cuerpo no se pueden descomponer y utilizar de manera óptima y, por lo tanto, fraguar. En este caso, conviene preferir el pepino fresco, el kiwi o la piña.
  • La alimentación consciente e intuitiva también mantiene el cuerpo en forma. No estropees todo, solo escucha lo que tu cuerpo necesita. Quizás una zanahoria le basta o necesita los nutrientes de un plátano. Si trabaja en conjunto de nuevo con su instinto, la digestión también funcionará bien.
  • Los niños, naturalmente, hacen esto bien si se lo permiten. Por ejemplo, se come primero la papa, luego los frijoles y finalmente el huevo. Según la sensación de tu cuerpo. Por lo tanto, el cuerpo no tiene que ordenar todo primero, sino que puede digerir un alimento tras otro de manera relajada.

En general, cuanta más agua contienen, más rápido se digieren los alimentos. Por lo tanto, debe comer en este orden para que nada permanezca en el cuerpo más tiempo del necesario.

Un paseo digestivo o un descanso después de comer también aseguran un buen metabolismo. El dicho: «Después de comer debes descansar o dar 1000 pasos» no ha perdido nada de su vigencia hasta el día de hoy. Quienes nutren adecuadamente su cuerpo y lo dejan digerir en paz tienen menos que ver con los problemas de figura.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba