Política

INE y López Obrador

En una situación inédita ocasionada por la pandemia del virus SARS-COVID2-2019 o coronavirus, tendremos un proceso electoral en donde renovaremos la Cámara de Diputados(as), gubernaturas de algunos estados del país, legislaturas estatales y de la CDMX, ayuntamientos y alcaldías en la capital del país como en todos los estados de la república.

Lo difícil para las autoridades de todos los niveles de gobierno en este escenario es realizar las elecciones con legalidad, certeza, imparcialidad, objetividad, independencia y máxima publicidad sin descuidar la atención a la pandemia y sus efectos.

Gobiernos, partidos políticos, organismos autónomos y sociedad deben luchar por llevar a cabo elecciones legales y legítimas, pero sin descuidar la salud. Por ello el Consejero Presidente del Consejo General del Instituto Nacional Electoral Dr. Lorenzo Córdova Vianello indicó que el presidente de la República desde el 4 de abril deberá suspender la transmisión íntegra de sus mensajes matutinos, debido que inician las campañas políticas, teniendo como fin la igualdad en el proceso electoral.

El consejero presidente del CG, matizó que “en algunas entidades se suspendería antes puesto que ahí las campañas inician primero, por lo que la transmisión íntegra debe interrumpirse”. Esto lo afirmó durante el encuentro “Las redes del odio en México” llevado a cabo por El Colegio de México, además sostuvo que es un criterio del INE que fue confirmado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, puesto que “esos informes son publicidad de gobierno”

 Además “la legislación actual no permite la difusión de estas durante el periodo de campaña, a excepción de lo referente a salud, educación y protección civil”. Según el criterio de las autoridades electorales “en esos eventos, no solamente se informa, sino que también se magnifica la gestión del gobierno”, hay algunos medios que transmiten íntegramente esas ruedas de prensa, por hacer exaltación de lo realizado por un gobierno determinado.

El consejero general sostuvo que “aplicará la ley con esa interpretación”, que mandata interrumpir la propaganda electoral desde que inician las campañas hasta el fin de la jornada electoral. Un ejemplo de ello fue lo que sucedió en los procesos electorales de Hidalgo y Coahuila, entidades en las que se prohibió la transmisión íntegra de las conferencias.

El 22 de diciembre el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, resolvieron que las “mañaneras presidenciales” no violaron la ley durante las contiendas en dichas entidades. Más adelante Córdova Vianello afirmó que la prohibición temporal no afecta que se transmitan fragmentos de la “mañanera” en noticiarios, porque representan el interés informativo.

Lorenzo Córdova informó que el presidente de la República también es responsable de mantener el principio de imparcialidad en la administración de los recursos que tiene bajo su responsabilidad como lo mandata el artículo 134 constitucional, que incluyen los programas sociales. El Consejero Presidente del Consejo General también informó que el presidente “está obligado a actuar con legalidad e imparcialidad en sus dichos y hechos”

 Posteriormente Vianello informó que la Comisión de Quejas y Denuncias emitió una tutela que inhibe al mandatario, ordenando abstenerse de hablar en sus conferencias en favor o en contra de actores políticos, con el fin de resguardar la equidad en el proceso electoral.

La autoridad judicial electoral máxima solicito al órgano electoral administrativo que establezca la transcendencia e interpretaciones de dicha tutela para las “mañaneras” presidenciales, porque el Consejo General será la instancia legal que se pronuncie al respecto, al ser una medida novedosa. Esas medidas no serían para aplicarse a un funcionario(a) específico, sino para todo(a) funcionario(a) público(a) en el proceso electoral.

A título personal Córdova Vianello dijo estar en contra de excederse en los límites a las libertades, sobre todo a los aplicados a la libertad de expresión, puesto que “son muy delicados”. No obstante afirmó que la sociedad necesita controles y “el actuar y los dichos de los(as) servidores(as) públicos(as) también deben ser controlados, porque la libertad de expresión no se aplica igual para un periodista, un particular que para un(a) funcionario(a) público(a), porque el decir y el actuar del mismo(a) tienen consecuencias, por  lo que se necesita un actuar sensato y equilibrado”

El Consejero Presidente del Consejo General señaló el contexto muy limitante para el presidente de la República, los(as) gobernadores(as) y las(os) funcionarias(os) públicas(os) a quienes se les ha prohibido hablar políticamente durante el proceso electoral. El titular del Poder Ejecutivo Federal no “está impedido para decir su preferencia electoral y política porque lo prohíbe nuestra carta magna.

 Poco después Córdova Vianello opinó que se nos había pasado la mano, habría que respetarlo como las reglas del juego.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba