Política

Alianza PRI-PAN primera parte

Las elecciones son un campo de batalla, no importa si hay pandemia o no, si hay crisis económica o no, muerte o vida.  Los(as) actores(as) y partidos políticos luchan a muerte por el poder que les deja jugosas ganancias, para ello realizan todo tipo de estrategias con el fin de llegar al gobierno, ocupar los poderes públicos y gozar del presupuesto.

Hasta las leyes de la física eléctrica y del magnetismo se cumplen, puesto que los hasta hace algún tiempo eran enemigos irreconciliables ahora se unen para derrocar al partido en que ocupa la titularidad del Poder Ejecutivo de la Nación, del Estado de Puebla, buena parte de las Cámaras de Senadores y Diputados Federales y también una porción importante de los Congresos estatales.

Humberto Aguilar Coronado y el Ingeniero Alberto Jiménez Merino confirmaron la alianza del PRI y el PAN, medida tomada porque según ellos “el gobierno encabezado por MORENA conduce al país al abismo con prácticas autoritarias en las que no se puede platicar con ellos”

Los dos personajes coincidieron que ahora el reto es” proponer candidatos(as) que les guste tratar, estar y trabajar para la gente”

El presidente de la Fundación Rafael Preciado y miembro del CEN del PAN Aguilar Coronado, afirmó que la tiranía de AMLO y su partido, ha ocasionado que él tenga acuerdo con el PRI. En la distribución de las candidaturas poblanas posiblemente al PAN le toquen los distritos de la capital.

El destacado panista poblano, no aceptó que con el acuerdo se pierda identidad, ya que según uno de los principios torales es el bien común, buscando el bienestar de millones de mexicanos, víctimas de la tiranía del presidente. Aguilar Coronado afirmó que “no solo se trata de combatir el manejo de la pandemia, sino que no hay inversiones, aplicando gastos en becas, pero no hay empleos que necesita México”.

El panista afirmó que en 2018 el Revolucionario Institucional ganó 8 distritos, Acción Nacional 398 y el de la Revolución Democrática no tuvo victoria, era necesario ese problema por escenario que se presentó en 2019.

Al cuestionarlo sobre la identidad señaló que donde el blanquiazul tiene fuerza, se establecerá que sean candidatos panistas. Si en Puebla hubiera una alianza, las candidaturas panistas serán zona conurbada de la capital, Atlixco y Tehuacán y en el caso de Matamoros y Ajalpan hay que arriesgar.

Por su parte el exfuncionario marinista, melquiadista y excandidato tricolor a la gubernatura Alberto Jiménez Merino, señaló “que no teme aliarse con otros partidos, sobre todo cuando el país va al precipicio con malas prácticas, cuyas consecuencias las sufren los mexicanos”

 Para el oriundo de Tecomatlán, la principal liga de los partidos “debe ser con los ciudadanos, regresando a escucharlos, no les debe dar comezón si caminan entre la gente”.

 Reconoció que antes los gobernantes ponían vallas ¿solamente eso? Pero ahora son regaños y descalificaciones.

El político e Ingeniero Agrónomo señaló que “solo se tienen ocurrencias, pero sin proyectos serios que nos beneficien, en este proceso se tiene que buscar un equilibrio con el poder legislativo y se retome el rumbo, porque se han abandonado el campo, salud y educación”.

Más adelante el mixteco aceptó que “habrá menos rebanadas de pastel, lo vital es que cada partido presente a los(as) mejores candidatos(as) cercanos a la gente”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba