México Turístico

7 cosas que ver y hacer en palma de Mallorca

7 cosas que ver y hacer en palma de Mallorca

Las Islas Baleares son sin duda uno de los referentes del turismo español, incluso a nivel internacional, desde bastantes décadas. Sobre todo, en lo que se refiere al turismo de playas y ambiente festivo. En ese aspecto, pocos lugares de Europa tienen tanta fama como Ibiza, por ejemplo. Pero si se quiere hacer otro tipo de turismo, también es posible en este maravilloso conjunto de islas situadas en el noreste del país en el mar Mediterráneo.

Si lo que se desea es combinar unas idílicas vacaciones en la la costa, junto a un mar teñido de un impresionante azul turquesa, con un turismo más refinado y orientado a aspectos más culturales y ¿por qué no? gastronómicos, el lugar ideal es Palma de Mallorca, la capital del archipiélago balear. Por si os animáis, os hacemos unas cuantas sugerencias sobre lo que no debéis dejar de hacer si viajáis a Palma.

1. La Catedral de Palma de Mallorca

es el edificio monumental más representativo de la ciudad. Se puede visitar por las mañanas todo el año, de lunes a sábado. En verano también abre sus puertas por la tarde entre semana. De aspecto impresionante, este templo gótico edificado sobre una antigua mezquita, fue reformado a principios del siglo XX por el genial Antonio Gaudí. Tenéis la opción de visitas guiadas.

2. El Palacio Real de la Almudena

Antiguo alcázar, hoy en día cumple la doble función de residencia oficial de Sus Majestades los Reyes, cuando viajan a la isla, y de museo. Destacan los baños musulmanes, aunque su origen real parece ser de época romana. Como la Catedral es también visitable de lunes a sábado, festivos incluidos.

3. La Antigua Lonja Medieval

En el marinero barrio del Puig de Sant Pere, de entramado urbanístico claramente musulmán y con un encanto muy especial podréis admirar otro de los edificios más singulares de Palma y que es sin duda una de las obras maestras del gótico civil mediterráneo: La antigua lonja medieval construida a comienzos del siglo XV como lugar de reunión de los prósperos mercaderes mallorquines. Actualmente se utiliza como sala de exposiciones.

4. El barrio Antiguo

Pero sin duda, nada mejor que pasear por el barrio antiguo para dar un salto hacía el pasado medieval de la ciudad, del que se conservan muchos edificios y un laberíntico entramado de callejuelas estrechas y tortuosas. Merece la pena fijarse en el Ayuntamiento (S.XVII), el Paseo del Borne, custodiado por pétreos leones, en las iglesias, como por ejemplo la de Santa Eulalia, y en las diversas casas palaciegas de la antigua nobleza local de los siglos XV y XVI con sus característicos patios empedrados.

5. Castillo de Bellver

Si sois amantes de las buenas vistas, os aconsejamos que subáis al Castillo de Bellver, hoy en día Museo de Historia de la Ciudad. Desde allí podréis sacar bellísimas fotos panorámicas de toda la Bahía de Palma. Además, el museo merece una visita por sí solo.

6. Para los amantes del buen comer

Si os gusta probar los platos típicos toma nota porque los de aquí están bien buenos. De carne: el rostil, el aufegat, la sobrasada, la butifarra, el carn y xua y muchos más. De verduras os recomendamos el tumbet y en cuanto al pescado y el marisco solo tenemos que recordar que estamos en una isla.

7. Para los golosos en particular

Quien no ha oído hablar de las ensaimadas mallorquinas. Allí podréis probar las auténticas. Pero ya puestos, no dejéis de probar los crespells y los robiols, especialmente en Semana Santa y en Navidad.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba