Animales

Vermífugo para gatos, cómo prevenir el felino y cuándo repetir la dosis

Una de las primeras cosas que hacemos cuando compramos o adoptamos un gato es vermifugar al animal. La forma más habitual de contraer lombrices es en la calle, al entrar en contacto con otros animales, heces, comida o agua infectada, pero también puede ocurrir con mascotas que viven en pisos o casas sin acceso a la calle. Además de los parásitos simples, pueden estar contaminados con anquilostomas y ascárides.

Es muy común que los gatitos lleguen a su nueva familia con la primera dosis, que se hace a los 30 días de vida, pero no es una regla. Por ello, siempre es bueno preguntar si ya están desparasitados o iniciar la prevención lo antes posible cuando no se tiene el historial del animal. Aunque no hay un calendario rígido, es bueno saber cuándo hay que medicar al gato, pero lo principal es consultar siempre antes al veterinario. Para ayudarte, hemos preparado una lista con las edades a las que los gatos deben tomar el desparasitador.

¿Cuándo debe administrarse cada dosis de desparasitación al gato?

  • 1ª dosis: la primera dosis debe administrarse al gato cuando cumpla los primeros 30 días de vida.
  • 2ª y 3ª dosis: después de la primera dosis, el gato debe recibir la 2ª y 3ª dosis con un intervalo de 15 días entre ellas, cerrando el primer ciclo de desparasitación.
  • Refuerzo: entre la tercera dosis y el sexto mes del felino, la recomendación es dar el medicamento al menos una vez al mes. Después del 6º mes, el desparasitador debe administrarse cada 6 meses. Pero esta frecuencia puede variar según el estilo de vida del gato y el lugar en el que vive. Los gatos que viven en casa y suelen pasear por la calle o conviven con perros deben ser desparasitados cada 3 meses. En caso de duda, consulte siempre a su veterinario.

¿Qué riesgos corren los gatos si no toman vermífugo?

Los parásitos pueden causar debilidad, pérdida de peso, falta de apetito, vómitos y diarrea. Otro síntoma muy común es que el gato se restriegue el trasero en el suelo debido al picor que le provocan los parásitos. En los gatitos, cuando no se tratan las lombrices, la situación puede empeorar e incluso causar la muerte.

Presta también atención a las cacas del animal: en algunos casos puedes ver los parásitos en las heces e incluso saliendo directamente del ano del gato. Consulte a su veterinario para tratar la verminosis lo antes posible.

Cómo dar pastillas a los gatos: algunos trucos

Dar medicamentos al gato puede ser una misión muy laboriosa. Hay algunas formas de facilitar el proceso, acompáñenos:

  • Amasar la píldora en el pienso: esto sólo debe hacerse con el permiso del veterinario. Hay algunos medicamentos a los que no se les puede cambiar la forma, porque influye en la absorción.
  • Aplicador de pastillas: puedes comprar el accesorio en la tienda de animales para ayudarte en el proceso.
  • Poner al gato en tu regazo: si tu gatito no tiene problemas para estar cerca de ti, este es el momento de poner la píldora en el fondo de la boca del animal y masajear la garganta para ayudar a tragar.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba