Animales

Gato que no quiere comer, ¿qué hacer?

Si tienes un gato en casa, seguro que sabes que el gato no quiere comer es, en general, una señal de que algo no va bien. Al igual que ocurre con los seres humanos, los gatos también pueden perder el apetito por diferentes motivos, entre ellos, por estar hartos de la comida. Por lo tanto, conocer bien el comportamiento de tu amigo y prestar atención a otras señales es esencial para actuar correctamente. Para ayudarte, hemos reunido algunos consejos para saber qué hacer cuando tu gato no quiere comer. Echa un vistazo.

Mi gato no quiere comer: el comportamiento puede estar relacionado con la alimentación del minino

Uno de los principales motivos que pueden hacer que un gato no quiera comer es un apetito selectivo. Esto se debe a que los gatos tienen un sentido del olfato muy agudo que les ayuda a seleccionar la comida. Por lo tanto, la comida para gatos no sólo debe ser sabrosa, sino también atractiva. De lo contrario, es probable que su gato rechace la comida y sólo acepte ciertos alimentos específicos. Un gato, por ejemplo, puede tener dificultades durante la transición de la leche materna a la comida precisamente por eso. Además, los gatos adultos y ancianos pueden perder el interés o hartarse de la comida ofrecida. En este caso, el tutor debe considerar el cambio de alimentación. Pero recuerda: es importante hacer el proceso lentamente para evitar problemas gástricos e incluso insuficiencia renal en tu mascota.

Mi gato no quiere comer y está triste, ¿qué debo hacer?

Gato que no quiere comer, ¿qué hacer?

Al igual que los humanos, los gatos también pasan por problemas emocionales, como la ansiedad, el estrés e incluso la depresión. Para sorpresa de algunos tutores, incluso un pequeño cambio en la rutina o en la casa puede dar lugar a las fotos. En este caso, la repentina falta de apetito puede ser la forma que tiene tu amigo de afrontar la situación. Además, los traumas y la soledad también pueden hacer que el gato no quiera comer. Para evitarlo, es importante tratar la raíz del problema. Invertir en juguetes interactivos para gatos puede ayudar a su amigo a salir del aburrimiento y volver a comer. Pero si persiste durante más de dos días, lo ideal es que el guardián consulte a un veterinario de confianza.

¿Qué hacer cuando el gato no quiere comer?

La forma de conseguir que su perro vuelva a comer dependerá del motivo que haya provocado la falta de apetito. Cuando el felino se harta del pienso, por ejemplo, hay algunos trucos que pueden ayudar a tu minino a comer con normalidad. Véase más abajo:

  • Ofrezca el pienso a diferentes horas y en comederos limpios y grandes para evitar el contacto con el bigote del animal. Recuerde: los gatos son unos comilones natos y, por tanto, les gusta hacer varias comidas a lo largo del día;
  • No deje la comida disponible durante mucho tiempo. Establece tiempos de 20 minutos para cada comida y, al terminar, recoge la olla. De este modo, se evita la sensación de comida vieja para su gato y se garantiza que comerá cuando se le ofrezca;
  • Evite ofrecer bocadillos a los gatos entre las comidas, esto puede hacer que el animal pierda el hambre y rechace la comida;
  • Si se trata de un gatito, prueba a humedecer y calentar un poco la comida en el microondas para activar el olor de la comida y dejarla más blanda;
  • Acuda al veterinario para confirmar que su gato no padece ninguna enfermedad o problema de salud.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba