Animales

Cola de perro: anatomía, curiosidades, función y cuidados

Conocer el cuerpo de un cachorro es una gran manera de acercarse y comprender aún más a su amigo de cuatro patas. Los movimientos de la cola del perro, por ejemplo, son una buena forma de entender mejor a su mascota, ya que forman parte del lenguaje corporal canino. En otras palabras, es una forma que su perro encuentra para comunicarse con usted. Además, se trata de una zona muy delicada que necesita ciertos cuidados para no perjudicar la salud del animal. Pensando en ello, preparamos una información muy completa y llena de datos sobre la anatomía, función, cuidados y curiosidades sobre la cola del perro. Vea a continuación.

Cola de perro: conozca la anatomía de la región

Cola de perro: anatomía, curiosidades, función y cuidados

Uno de los rasgos más particulares de un cachorro es su cola. Según la raza, pueden ser largos o de menor tamaño, peludos o con pocos pelos. Pero una cosa es común a todos ellos: la cola del perro es una prolongación de la columna vertebral y, al igual que ésta, está compuesta por varias vértebras, separadas por discos vertebrales. Esto es lo que ayuda a la amortiguación y flexibilidad de los movimientos de esta parte del cuerpo del animal. Esto explica por qué el perrito puede mover la cola tan rápida e intensamente sin hacerse daño.

Ah, ¿y recuerdas que el tamaño de la cola del perro puede ser mayor o menor, según su raza? Entonces, eso significa que el número de vértebras también puede variar, siendo de 5 a 20, en general. Estas vértebras, inclusive, tienden a ser más grandes en la base y van disminuyendo de tamaño a medida que se acercan a la punta de la cola del perro.

Las funciones de la cola del perro

La cola del perro cumple diferentes funciones importantes en la rutina del cachorro. Ayuda a mantener el equilibrio del animal y es también una de las principales formas de lenguaje corporal canino. Además de los diferentes tipos de ladridos, el perro también puede comunicarse mediante los movimientos y la posición de su cola. Por lo tanto, siempre que veas a un perro con la cola baja o que está moviendo la cola sin parar, es importante tener en cuenta que hay un significado detrás de eso y que suele ser una herramienta de comunicación con los humanos y otros animales.

Además, una curiosidad sobre la cola de los perros es que también cumplen otra función aún más específica en las relaciones entre ellos. La cola del animal es capaz de liberar feromonas, sustancias químicas que el perro exhala de forma natural y que pueden provocar diferentes reacciones en los animales de su misma especie que estén cerca de él. Es decir, si el perro se siente atraído por una perra y quiere atraerla, puede liberar una feromona sexual que le ayudará en ese acercamiento. Estos «olores» son producidos por glándulas cercanas al ano del animal.

Cola del perro: puede sufrir lesiones en esa zona del cuerpo

Por tratarse de una región muy expuesta, la cola de perro es muy vulnerable a las fracturas y heridas. Tanto es así que una situación muy común es cuando el perro se sujeta la cola en puertas y otros lugares, un problema que suele llevar la contusión y la hinchazón en el lugar. En otros casos, la desatención es por parte de los humanos que, en ocasiones, pueden acabar pisando la cola del perro, haciéndole daño. Además, también es posible que las picaduras de insectos y el contacto con sustancias alergénicas puedan causar una herida en la cola del perro.

Si no se trata de una lesión muy grave, la situación no requiere respaldo médico y puede tratarse con compresas de hielo para reducir la hinchazón y aliviar las molestias en la región. Ya si es una fractura seria, es importante llevar su perro al veterinario para un análisis más riguroso y para un tratamiento más específico, que puede incluir de medicinas analgésicas, por ejemplo, hasta intervenciones quirúrgicas, en casos donde el perro puede haber roto algún hueso de la cola.

Los diferentes tipos de colas de perro

Cola de perro: anatomía, curiosidades, función y cuidados

·       Cola de perro recta con posición natural hacia abajo

Este tipo de cola es el que forma parte de la anatomía de perros como el Golden Retriever y el Border Collie. Significa que la cola de estos perros suele estar más cerca de las patas del animal, normalmente apuntando hacia abajo cuando está en estado de relajación. Incluso en situaciones de alerta, no suelen elevarse demasiado por encima de la columna vertebral.

·       Cola de perro recta con posición natural hacia arriba

Ya perros como el Yorkshire, el Beagle o el Chihuahua tienen la cola con una posición más girada hacia arriba, y no tan cerca de las patas. Estos animales poseen gran movilidad y, a diferencia de un Golden Retriever, son razas que dificilmente están con la cola hacia abajo.

·       Cola en espiral

Común en perros de la raza Shiba Inu y Shih Tzu, la cola enroscada del perro puede traer algunas dificultades a la hora de la comunicación. Generalmente, se sitúan en la parte superior del cuerpo del perro en forma de espiral, teniendo muy poca movilidad. Por lo tanto, los perros de estas razas buscan otras formas de expresarse, y es importante que los humanos tengan aún más cuidado al interpretar a estos perros.

·       Cola corta de cachorro

Algunas razas de perros nacen con la cola muy corta, como es el caso del Bulldog Inglés. En estos casos, la comunicación acaba siendo bastante deteriorada, pero no significa que sea imposible entender lo que el cachorro quiere decir.

Caudectomía: conozca los peligros de cortar la cola del perro

La caudectomía es un procedimiento utilizado para cortar la cola de los animales, pero que está prohibido en muchos lugares y puede traer varios problemas para la salud del perro, si se realiza por cuestiones estéticas. Además de interferir en la comunicación del animal, también puede perjudicar el equilibrio de su mascota y afectar a los vasos sanguíneos, los nervios, los tejidos y la piel.

La relación entre el lenguaje canino y la cola del perro

Al igual que los humanos utilizan los movimientos del cuerpo para comunicarse, los perros también utilizan los movimientos de la cola como forma de expresión. Por ello, esta parte del cuerpo de los animales se ha convertido en una referencia importante a la hora de interpretar el lenguaje corporal canino. Pero, ¿cómo hacerlo? Pues bien, para estrechar los lazos con tu amigo de cuatro patas, es necesario entender que la posición y los movimientos de la cola del perro pueden indicar diferentes situaciones. Un perro que mueve la cola, por ejemplo, no siempre significa que el cachorro esté contento: según la forma en que se mueva y coloque la cola, a veces puede significar que el animal se siente amenazado, curioso o asustado.

Además, tenemos que entender que ésta es la forma en que el perro se comunica con el mundo, y no sólo con los humanos. Es decir, a veces la cola del perro se mueve de una manera específica porque es su forma de «hablar» con otros amigos de cuatro patas.

Lenguaje corporal canino: entender los movimientos de la cola del perro

Cola de perro: anatomía, curiosidades, función y cuidados

  • Cola del perro levantada y balanceándose intensamente: generalmente, significa que el perro está feliz y alegre, y es muy común que ocurra cuando el tutor llega a casa después de un largo periodo en la calle, por ejemplo. Sin embargo, si su mascota hace esto con demasiada frecuencia, también puede indicar ansiedad y estrés.
  • Cola del perro levantada y moviéndose lentamente: es un movimiento que suele indicar que el cachorro siente curiosidad por algo.
  • Cola del perro levantada y con pequeños balances: este tipo de actitud es común cuando el perro quiere demostrar imposición cerca de otro animal.
  • Cola del perro erguida, proyectada hacia fuera: significa que el perro se siente amenazado y está preparado para responder a cualquier ataque.
  • Cola del perro parada y erguida: por lo general, este tipo de posición viene acompañada de una mirada fija y una musculatura rígida, lo que indica que el perro está concentrado en alguna cosa (probablemente un insecto o bicho que está por ahí cerca).
  • Cola del perro en pie, rígida y a la altura del cuerpo: ese movimiento puede ser una indicación de comportamiento agresivo, ya que muestra que el perro está tenso y listo para atacar.
  • Perro con la cola baja e inmóvil: significa que el perro siente miedo de algo o tiene algún problema.
  • Perro con el rabo entre las piernas y con movimientos inseguros: probablemente el animal se siente inseguro y hay alguna situación que le molesta.
  • Perro con la cola hacia abajo y con la cabeza hacia abajo: significa que el perro puede tener hambre o estar triste.

La dirección de la cola del perro también interfiere en el lenguaje corporal canino

Según un estudio, incluso la dirección en la que el perro mueve la cola es un factor importante para descifrar el mensaje que los animales quieren transmitir. Así, cuando la cola del perro se mueve hacia la derecha, es porque el perro quiere indicar sentimientos positivos, como la alegría y la excitación. Ya si el perro mueve la cola hacia la izquierda, los sentimientos son más negativos, como el miedo, la ansiedad e incluso la agresividad.

La cola del perro debe ser analizada en conjunto con la postura del animal

Es inútil querer conocer a tu amigo de cuatro patas observando sólo la cola del perro. A pesar de ser una parte importante para que el perro pueda comunicarse con usted, es necesario tener en cuenta otros factores a la hora de intentar interpretar el lenguaje canino. Por lo tanto, presta siempre mucha atención a la expresión facial de tu cachorro y a su postura corporal. ¿Sus orejas están arriba o abajo? ¿Su respiración es más tranquila o apresurada? ¿El perro ladra, gruñe o hace algún tipo de ruido? Estas preguntas son importantes para entender lo que tu cachorro quiere decirte.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba